Una peña de la Gimnástica profirió insultos machistas a una asistente en la Copa Federación

El Tropezón celebra un gol en la portería que ocupa Orgasmos del Besaya/Juanjo Santamaría
El Tropezón celebra un gol en la portería que ocupa Orgasmos del Besaya / Juanjo Santamaría

Tanto el club torrelaveguense como el Tropezón y la Federación Cántabra rechazan los «cánticos machistas» de miembros de 'Orgasmos del Besaya', y dicen que fue «un cántico muy aislado»

P. FOMPEROSA / J. COMPOSTIZOTORRELAVEGA.

La Gimnástica, el Tropezón y la Federación Cántabra publicaron ayer un comunicado conjunto de condena por los insultos machistas que miembros de la peña gimnástica Orgasmos del Besaya profirieron a una de las asistentes de la final de la Copa Federación (que terminó con victoria del Tropezón por 1-3). Estas desconsideraciones fueron difíciles de percibir por parte del público y no figuran en el acta del partido -donde sí se reflejan los esputos y lanzamientos de vasos al portero del Tropezón por estos aficionados a los que «se reconocía por su indumentaria, camisetas, bufandas y cánticos»-, pero fueron perceptibles para los responsables federativos y de ambos clubes.

«La Federación Cántabra de Fútbol, el Club Deportivo Tropezón y la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega condenan conjuntamente el comportamiento y los cánticos machistas realizados, en el transcurso del partido de la Copa Federación, por los Orgasmos del Besaya contra la linier del encuentro, doña Silvia Fernández», señala el comunicado.

«Las mencionadas instituciones consideran que los cánticos machistas, racistas o de cualquier otra índole que no sean respetuosos con los demás son inaceptables y no tienen lugar en el fútbol. Se apoyará cualquier medida adicional que se tome para combatir el machismo, el racismo o cualquier conducta infame y antideportiva en los estadios. Se tendrá una toleracia cero con esos comportamientos denigrantes. El fútbol es respeto», añade la nota de prensa.

Por su parte, el presidente gimnástico, Tomás Bustamante, ha querido dejar claro que lo vivido en la final, disputada en la tarde del martes, «son actitudes inadmisibles, lo mismo que escupir al portero rival, y no se va a permitir ni una sola falta de respeto más. La Gimnástica es un club histórico que debe dar imagen de tal y no vamos a permitir que nadie manche el escudo».

También ayer se mostraba muy contundente el presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, José Ángel Peláez: «Al fútbol se tiene que ir a disfrutar y en ningún caso se puede permitir un partido como excusa para agredir verbalmente a otras personas, y más especialmente a la cosificación de la mujer». Por su lado, Carlos Orcajo, tesorero del Tropezón, declaraba que desde el club «nos unimos a las declaraciones la Federación y la Gimnástica», ante lo que esperan que «no vuelva a suceder nunca más en una instalación deportiva».

Respuesta de la peña

Por su lado, la peña gimnástica acusada, Orgasmos del Besaya, publicó un comunicado en el que confirma que se lanzó «un cántico muy aislado al empezar el partido» y que «rápidamente se atajó por el resto del grupo». A lo que añaden que «no se volvió a repetir». En cuanto a las acusaciones, se muestran «en contra de cualquier cántico machista o racista». Además, afirman que la pancarta de su peña ha estado presente en partidos de la sección femenina del club, «así que de lecciones las justas», añaden. Estos aficionados aprovecharon el texto para rechazar la «actitud denigrante» del club y aprovecha para tachar de «calaña» a los dirigentes blanquiazules.