Molina, nuevo director deportivo de la Federación

José Francisco Molina, nuevo director deportivo de la Federación Española de Fútbol. / Foto: Efe | Vídeo: Europa Press

El que fuera portero del Atlético de Madrid y Deportivo de La Coruña, entre otros equipos, sustituye en el cargo a Fernando Hierro

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

José Francisco Molina Jiménez es el nuevo director deportivo de la Federación Española de Fútbol (FEF), cargo en el que sustituye a Fernando Hierro, quien rechazó seguir tras la prematura eliminación de la selección española en el Mundial de Rusia, donde tuvo que tomar también el mando como técnico a raíz de la tempestuosa destitución, a dos días de que comenzase el torneo, de Julen Lopetegui tras el fichaje de éste por el Real Madrid.

«Por su conocimiento del fútbol, por su idea de modernidad, de implantar una idea muy parecida a la gente que está en la Federación, consideramos que es la persona idónea», subrayó Rubiales en la rueda de prensa que ofreció junto a Molina este lunes en la Ciudad del Fútbol de La Rozas.

Molina agradeció la confianza depositada en él y afirmó su «ilusión» por trabajar en la FEF, a la que queda vinculado por dos años, con la vista puesta ya en la Eurocopa de 2020. «Se abre una nueva etapa en la FEF y esperamos poder seguir con los éxitos de la Federación, de la selección, durante los años que estemos aquí», apuntó el exfutbolista.

Alabó Molina la labor que se ha venido realizando dentro de la Federación, aunque reconoció que en los últimos tiempos no se ha traducido en los resultados que hubiesen gustado a todos. «Se ha hecho un magnífico trabajo», enfatizó el nuevo director deportivo, que destacó que se abre una nueva etapa y que ahora toca «mirar al futuro».

Nacido hace 48 años en Valencia, Molina es un profesional de acreditado prestigio en el mundo del fútbol, donde completó una exitosa carrera como guardameta en equipos como el Valencia CF, Alzira, Villarreal, Albacete, Atlético de Madrid, Deportivo de La Coruña y Levante UD, donde se retiró en 2007. En ese último equipo coincidió con Rubiales, su nuevo jefe en la Federación.

«No hay que variar el estilo»

Molina fue nueve veces internacional con España, debutando el 24 de abril de 1996 como jugador del combinado nacional, con el que viajó a las fases finales de la Eurocopa de Inglaterra 1996 y Países Bajos 2000, así como al Mundial de Francia 1998.

Ahora regresa a la selección en un momento de reestructuración tras los sinsabores vividos en las últimas citas. Tomará el testigo de Fernando Hierro, del que Rubiales destacó su profesionalidad y cualidades personales. «Estoy seguro de que Molina, si necesita algo, lo llamará», subrayó el presidente de la Federación, que remarcó la necesidad de responder a las necesidades que se crean. «El fútbol es una apisonadora, todo pasa muy rápido y los resultados mandan», prosiguió Rubiales, que incidió en la necesidad de buscar una «idea de modernidad», aspecto en la que encaja la elección de Molina.

Consumado el fracaso en Rusia, La Roja deberá renovarse para afrontar la clasificación de la Eurocopa 2020 y el Mundial de Catar en 2022. Tras el adiós de figuras como Andrés Iniesta, se abre el tiempo de la renovación, con la salida también de otros futbolistas que han marcado el paso del combinado nacional en los últimos años como Gerard Piqué. Se le cuestionó a Molina sobre si hablaría con el catalán para que el zaguero reconsiderase su adiós a la selección. «Piqué es un extraordinario jugador, me gustaría que siguiese, pero es el seleccionador el que decide. Con el primero que tengo que hablar es con el seleccionador», comentó Molina, que, eso sí, expresó su deseo de que «ningún jugador renunciase a la selección».

Se refirió por último al tan manido debate sobre el juego de La Roja y la pervivencia del 'tiki-taka'. «No hay que variar el estilo, pero sí hacer algunas pequeñas modificaciones. Porque no se haya hecho un buen papel en las últimas fases finales no vale tirar todo por la borda».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos