Fútbol

El Laredo sufre para llegar a semifinales

Aitor y Bruno, del Textil Escudo, disputan el balón con Tocornal, del Laredo, ayer en el Municipal Juan María Parés./Javier Rosendo
Aitor y Bruno, del Textil Escudo, disputan el balón con Tocornal, del Laredo, ayer en el Municipal Juan María Parés. / Javier Rosendo

Mier logra el gol de la victoria por la mínima de los rojillos ante el Textil Escudo en la Copa Federación | El Charles será el rival del Tropezón en la antesala de la final para ganar el primer título oficial de la temporada

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZOCabezón de la Sal

Quizá sea egoísta hablar sólo del goleador, pero en ocasiones este tópico se hace invitable. Y es que Mier apareció en un momento clave, en un partido importante, para llenar de alegría a la afición pejina después de sufrir y finalmente ganar por 1-0. Era un partido grande, un choque entre dos machos alfa que querían demostrar que eran dos de los verdaderos líderes de la Copa Federación y que buscaban las semifinales. La presión y la alta intensidad fueron los dos ingredientes principales que colocaron en su caldo tanto Laredo como Textil Escudo, pero fueron los de Cabezón quienes, poco a poco, impusieron su ley. Estaban más metidos en el partido que el Charles y no solo eso, sino que pudieron algo más de empeño. Prueba de ello es que el Textil ganó los balones divididos en el medio campo y el juego directo que utilizó permitía a Perujo inquietar la meta de Puras. La parcela ancha la dominaban Bruno y David, muy por encima de Xavi y Guipu.

1 Laredo

Puras, Rasines, Montiel, Mier, Terrón, Xavi, Jony, Guipu (Iván Argos), Vinatea (Perry), Tocornal (Oscar), Simon.

0 Textil Escudo

Alberto, Edgar, Aitor, Butra, Guijarro (Adri), Bruno, Iglesias (Raúl), David, Cano, Perujo, Héctor (Rivero).

Goles:
1-0 (m.51 Mier).
Árbitro:
Zubillaga Serrano. Amonestó a Tocornal, Montiel y Terrón del Laredo y a Guijarro, Butra y Héctor del Textil Escudo. Expulsando a Bruno
Incidencias:
Municipal Juan María Parés. 500 espectadores.

Los pejinos iniciaro un tímido amago de reacción con los dos laterales muy activos junto a un Jony que era el único capaz de crear cierta inquietud en ataque. Mientras tanto, el Textil Escudo ocasionaba peligro a balón parado con jugadas que, pese a no conseguir ninguna clara oportunidad de gol, lograban que un aura de miedo sobrevolase el área del Charles.

El dominio de los hombres de Pablo Lobeto fue a más con el apoyo de su afición. La grada estaba muy metida en el partido y ejerció su papel de número doce a la perfección espoleada por la verticalidad de sus jugadores. Cada falta, cada saque de banda, cada balón era jaleado por un público que anhelaba saborear una tarde grande en el Juan Marí Pares.

El Textil Escudo no cedía y seguía apretando la soga en el cuello pejino. En cambio el Charles no encontraba fluidez. Los rojillos no conseguían sacar el balón jugado desde atrás como acostumbran, pero cuando un jugador de la zona de arriba recibía la pelota, especialmente Jony, el peligro acechaba la meta de Alberto. Aunque lo cierto es que en la primera parte el Laredo tan sólo logró rematar a puerta una vez y fue Tocornal de cabeza tras un centro de Jony que detuvo Alberto sin problemas y con seguridad.

El Textil Escudo estaba cómodo. Presión alta, circulaciones rápidas y mucha amplitud de campo figuraban en la receta de los de Cabezón para golpear al Charles. Perujo tuvo una ocasión, pero fue Puras quien le separó del gol. De nuevo Perujo, puso un centro medido en el corazón del área pejina tras un lanzamiento de falta, pero el remate de cabeza de Cano lo detuvo Puras cuando la grada ya cantaba el gol.

En los últimos compases de la primera mitad el Textil Escudo estuvo a punto de marcar, pero el remate de Perujo desde el interior del área se marchó rozando el poste tras un centro lateral de Héctor. Lo mejor de los primeros 45 minutos de partido para el Charles fue el descanso. Resetear, corregir errores y plantar de nuevo cara al Textil Escudo. Esas eran las directrices de Raúl Pérez para revertir la situación y dominar al Textil Escudo y sus jugadores tomaron buena nota. A los seis minutos de la reanudación Montiel ejecutó una falta lateral que prolongó Cano al segundo palo y allí Mier, completamente solo, envió el balón al fondo de la red.

El Textil Escudo buscó la igualada. Y casi lo consigue tras un remate de cabeza de Aitor que Puras en un alarde de reflejos desvió. Lo intentó con un segundo envite, un remate de Bruno que sacó bajo palos Xavi. Ninguno de los dos equipos se echó atrás en los minutos finales. Los de Cabezón, lógicamente, buscaba forzar la tanda de penaltis y el Laredo trataba de sentenciar la eliminatoria y vivir con cierta tranquilidad el último tramo del choque. No fue así, la claridad en los metros finales de ambos equipos se disipó en estos últimos minutos.

El Racing B-Cayón y el Escobedo-Barreda cierran los cuartos

Los cuartos de final de la fase regional de la Copa Federación echan este sábado el cierre con la disputa de una doble cita en Cabezón de la Sal. A las 18.00 horas, el Racing B se verá las caras con el Cayón en busca de un puesto en la semifinal. El filial de José Gómez pondrá a prueba su profunda reestructuración ante un clásico del fútbol cántabro. Posteriormente, a las 20.30 horas, serán Escobedo –el actual campeón del torneo– y el Barreda. Los cuatro clasificados lucharán por los puestos de la gran final el próximo miércoles, en el mismo escenario.

 

Fotos

Vídeos