Fútbol

El Trope, campeón en la prórroga

El equipo campeón posan tras la entrega de premios./Daniel Pedriza
El equipo campeón posan tras la entrega de premios. / Daniel Pedriza

El conjunto de Tanos superó al Escobedo tras una apasionante prórroga

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZOSantander

El Tropezón es el nuevo campeón cántabro de la Copa Federación. Los amarillos suceden al Escobedo al que derrotaron por 3-2 en una prórroga apasionante tras 90 minutos sin goles; la de una final en la que ambos conjuntos hicieron méritos para llevarse el trofeo. Pero los de Tanos estuvieron más acertados de cara a la portería contraria.

Los dos técnicos formaron prácticamente con sus onces de gala, tan solo el conjunto de Camargo era el que tenía una baja, por sanción, la de uno de sus hombres de mayor calidad y experiencia: Mario. El respeto y el miedo a cometer errores fue la tónica predominante en los primeros minutos, hasta que el Tropezón se hizo con el control territorial, gozando de más posesión, pero con dificultad para generar juego ofensivo ante un Escobedo bien armado y que empezaba la presión prácticamente en campo propio. Los camargueses, por su parte, fiaban sus opciones de ataque en balones a la espalda de la defensa buscando a Bubu, bien fijado por los centrales taniegos.

3 Tropezón

Rafa, Adrián, Germán, Nando (Víctor), Izan, Alberto (Somavilla), Laro, Pepín, Bubu (Vitali), Carlos, Dani

2 Escobedo

Rubén Lavín, Adrián, Rafa, Chamorro, Álex Díaz, Luis Gómez, Víctor (Jorge), Luis González (Riky), Zarandona, Fresno, Miki

Goles:
1-0 m.95 Vitali, 1-1 m.99 Miky, 2-1 m.103 Riky, 2-2 m.118 Izan, 3-2 m.124 Miky
Árbitro:
Zubillaga Serrano. Amonestó a Nando del Escobedo y a Fresno y Rafa del Tropezón
Incidencias:
Campos de Sport del Sardinero.

El conjunto de Pablo Casar tuvo menos posesión pero más claridad en las ideas. Esto le llevó a tener más acercamientos, aunque sin mucho peligro en los compases iniciales. La primera ocasión correspondió al conjunto blanquinegro. Un derechazo de Laro desde la frontal del área se salió rozando el larguero de la meta de Rubén Lavín.

Tras este aviso los hombres de Geli -que tuvo que ver el partido desde la grada al estar sancionado-, intensificaron su presión sobre el área de Rafa, y en el minuto 23 vio como el remate de Luis González desde el área pequeña, con el meta Rafa caído en el suelo, lo repelió el travesaño.

A partir de ahí, control dividido y ocasiones repartidas para ambos equipos. Pepín la tuvo para los blanquinegros, pero su lanzamiento desde veinte metros lo detuvo Rubén Lavín con seguridad. Los amarillos contraatacaron con una gran jugada de Miki por banda izquierda. Al centro al área pequeña no pudo llegar Fresno.

El segundo tiempo siguió por el mismo camino: dominio alterno, pocas ocasiones claras y ningún gol. Todo parecía encarrilado a la prórroga y así fue. Solo entonces, en el tiempo añadido, llegaron los goles y las mejores ocasiones. Se adelantó el Escobedo a los cinco minutos por medio de Vitali, tras rematar de cabeza un falta botada por Laro. Cuatro minutos después llegó el empate a pase de Fresno al interior del área camarguesa que aprovechó Miki para batir por raso a Rafa.

Poco después los taniegos daban la vuelta al marcador al rematar desde el vértice del área pequeña gracias a Riky, que incrustó el balón en la escuadra de Rafa. Los amarillos jugaban con mucha más tranquilidad, mientras que los blanquinegros tenían mucha más prisa, pero cuando parecía que el marcador ya no se movería llegó el gol del empate de Izan, de disparo cruzado desde el interior del área. Pero un centro de Adrián que envió Miki al fondo de la red sentenció la final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos