La Cántabra da por buena la recogida de firmas para pedir la asamblea extraordinaria

Siro del Barrio (izquierda) y Daniel González presentan las firmas recogidas. /Luis Palomeque
Siro del Barrio (izquierda) y Daniel González presentan las firmas recogidas. / Luis Palomeque

El presidente de la Gimnástica, Tomás Bustamante, señala que en ella no se convocarán elecciones, una potestad que es sólo suya

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZOTorrelavega

El presidente de la Gimnástica, Tomás Bustamante, tendrá que convocar en próximos días una Asamblea Extraordinaria. Así se lo ha pedido más de un diez por ciento de los socios (285 firmantes) de la entidad. En concreto, la plataforma de socios del conjunto blanquiazul que encabeza Siro del Barrio pretende que la actual directiva «tenga que someterse a una moción de confianza en un proceso que garantice la voluntad del socio, dadas las circunstancias deportivas y económicas actuales». El grupo de socios estima que «la presentación de firmas se hizo de forma correcta en base a los estatutos del club, según el informe de la Federación Cántabra de Fútbol». La recogida de firmas se hizo durante el último partido de Liga de los blanquiazules como locales, el 10 de mayo ante el Sporting B y en el que la Gimnástica empató a un gol.

El máximo mandatario del conjunto de Mies de Vega, Tomás Bustamante, afirma que «tenemos que convocar una asamblea extraordinaria porque la han pedido los socios, pero no para convocar elecciones como piden ellos», ya que según Bustamante el que solo tiene potestad para convocar elecciones «es el presidente», e insiste en que «lo que si tenemos que convocar es la asamblea extraordinaria, pero no para requerir elecciones».

Además asegura el mandatario que «esta convocatoria sería para reflexionar y abrir un debate sobre la situación del club», que es según el dirigente del conjunto blanquiazul «lo que han pedido los firmantes». Bustamante añade que «ellos pueden hacer lo que quieran, tergiversar lo que quieran. Como si quiere, hacer una marcha al Dobra, porque todo esto es un sinsentido. Solo lleva a la crispación y la división entre el socio».

«Será una asamblea de insultos y amenazas. Llama más al odio que a otra cosa», dice Bustamante

Porque para Bustamante convocar una asamblea extraordinaria pocos días antes de la asamblea ordinaria «no sirve para nada», porque «la asamblea ordinaria la vamos hacer dentro de siete o diez días para planificar la temporada que viene, ya que no podemos estar parados y con mierdas internas a todas la horas. Lo que pasa que al final el que sale perjudicado es el club», comenta el presidente de la Gimnástica. «Ellos lo que están haciendo es presionar y presionar a ver si nos cansamos y nos vamos. Es lo único que quieren hacer y la asamblea será de estas de insultos, de amenazas. Llama más al odio que a otra cosa».

«Información errónea»

Por su parte, Siro del Barrio estima que «a Peláez le habían pasado una información errónea, desde nuestro punto de vista, y con esa información da una opinión. Pero en el momento que la contrasta con nosotros ve claramente que tenemos derecho y así nos lo trasmite». Por lo que Peláez, según el portavoz del grupo de socios, «en ese aspecto lo ha hecho bien. Lo que pasa es que le han trasmitido una información de manera voluntaria o no, pero errónea de que estábamos pidiendo algo que no era». Es más, afirma Siro, «Peláez nos pide el documento que presentamos porque no lo tiene y es lamentable que cuando ve el documento nos da la razón». En opinión de Siro del Barrio, «Peláez ha hecho, lo que debe hacer. Ahora estamos a la espera de que la Gimnástica asuma el error y convoque la asamblea, lógicamente», apunta Del Barrio.

Desde el club ya trabajan en la convocatoria de la misma y desde el grupo de socios se adelanta que convocarán una rueda de prensa para presentar sus argumentos de cara a la asamblea y las posibles elecciones venideras, el próximo martes a las 18.30 horas en un lugar aún por determinar.