Siete puntos en tres duelos

La plantilla de la Gimnástica, durante uno de los entrenamientos en El Malecón. /Luis Palomeque
La plantilla de la Gimnástica, durante uno de los entrenamientos en El Malecón. / Luis Palomeque

La Gimnástica quiere lograr esa cifra en sus partidos ante Barakaldo, Langreo y Sporting B para cerrar el año con 20 puntos en su casillero

Adela Sanz
ADELA SANZTorrelavega

Faltan tres jornadas para cerrar el año deportivo y en Torrelavega ya están haciendo números. A la Gimnástica le resta enfrentarse a Barakaldo y Sporting B, ambos a domicilio, y recibir en El Malecón al Langreo antes de comer las uvas en Nochevieja. Carlos Bolado 'Chalana', secretario técnico de los blanquiazules, afirma que el objetivo de sumar 20 puntos antes de que finalice 2018 pasa por «ganar dos y empatar uno, que sería lo ideal», reconoce el máximo responsable del área deportiva gimnástica. De momento, los de la ribera del Besaya tienen trece puntos en el casillero y ocupan el puesto de promoción por la permanencia, al borde de los puestos de descenso directo a Tercera, de los que están a un sólo punto de distancia -el Gernika marca el límite con doce puntos en el casillero-.

Así todo, Chalana es consciente de que ante esos rivales hay que ser cauteloso: «asequible no hay ninguno». En Torrelavega prefieren «ir partido a partido y no mirar en global, porque hay que competir cada encuentro y no pensar en lo que viene después». Ahora el punto de mira lo tienen en Lasesarre (domingo, 17.00 horas). «Miedo no le tenemos a ninguno de los equipos que nos restan, pero respeto a todos, porque no son rivales fáciles. Ni uno de ellos, ni el Calahorra que será el último partido de la primera vuelta en enero, serán oponentes asequibles», explican desde el cuadro blanquiazul.

Chalana reconoce que ante el calendario que aguarda a la Gimnástica «interesaría puntuar en todos los partidos» y que la idea que barajan es «tras estos tres encuentros, llegar a los 20 puntos. Ese es el objetivo que nos marcamos».

«Ganar dos partidos y empatar uno sería lo ideal», asegura Carlos Bolado 'Chalana'

Si los torrelaveguenses consiguen «después de cómo fue la primera vuelta, acabarla con 20 puntos, se habría conseguido casi la mitad de la salvación», apunta el secretario técnico blanquiazul. Se especula que el abanico de puntos necesarios para seguir una temporada más en Segunda B ronde entre los 38 y los 43, pero «no hay que fiarse. Esto de hacer números no siempre funciona en el fútbol». Así que el primer peaje antes de que finalice el 2018 es «conseguir un buen resultado en Barakaldo», algo que no resulta imposible, teniendo en cuenta que Pablo Lago tendrá a su disposición a todos los jugadores por primera vez desde que comenzó la temporada.

El conjunto vizcaíno, segundo clasificado, es el primero de los tres importantes duelos que deberán afrontar los blanquiazules. Se trata, al menos en teoría, del más complicado de los partidos que le restan este año y hasta el final de la primera vuelta. El Barakaldo suma 30 puntos -está a seis del líder, el Racing-, producto de sus once victorias, tres empates y una sola derrota. Un hueso en toda regla, según los números.

En casa ha disputado siete encuentros, con un resultado de cuatro victorias (frente a Oviedo B, Real Sociedad B, Arenas y Langreo), un empate (Athletic B) y dos derrotas (Racing y Calahorra). El siguiente partido que le espera a los torrelaveguenses, en la jornada 17, es la visita del Langreo, que en un principio es el rival más asumible. Los asturianos, que marchan undécimos con 19 puntos, han ganado cinco partidos, empatado cuatro veces y han sido derrotados en seis ocasiones.

A domicilio registran unos resultados alentadores para el equipo de Pablo Lago, ya que de sus ocho partidos han ganado sólo dos -a Vitoria y Calahorra-, han empatado otros dos -contra Oviedo B y Real Sociedad B- y han perdido en sus otras cuatro visitas -en Gobela ante el Arenas, en El Sardinero con el Racing, en Lasesarre contra el Barakaldo y en Lezama con el filial del Athletic-. La Gimnástica cierra el 2018 -no la primera vuelta, que quedará a falta de una jornada ya en enero, cuando reciba al Calahorra- en Mareo, donde le aguardará el filial del Sporting. Los rojiblancos, que ocupan actualmente la séptima posición con 23 puntos, fruto de sus seis victorias, cinco empates y cuatro derrotas, no son un conjunto fácil de sorprender en su campo.

En casa, el Sporting B ha jugado siete partidos, con un resultado de dos victorias (los gijoneses han ganado precisamente a los dos primeros clasificados Racing y Barakaldo), tres empates -ante Leioa, Real Sociedad B y Arenas- y solo han caído en dos oportunidades (Oviedo B y Calahorra). Se trata, sin duda, de un importante reto el que afronta el conjunto de la capital del Besaya, ya que a simple vista cualquiera de los tres rivales que le restan para dar carpetazo al año son muy difíciles de abordar.

puntos es el objetivo que se marca la Gimnástica para finalizar 2018.

 

Fotos

Vídeos