Voleibol

Aniversario sin premio

Amorín y Mosquera tratan de bloquear a un rival del Río Duero Soria en el partido en Cabezón. / PEDRO BOLADO
Amorín y Mosquera tratan de bloquear a un rival del Río Duero Soria en el partido en Cabezón. / PEDRO BOLADO

El Textil Santanderina no puede celebrar con una victoria sus cien partidos en la Superliga Masculina, al caer por 3-0 ante el Río Duero Soria

RAÚL ALONSO SORIA.

El Textil Santanderina no pudo festejar con un resultado positivo su partido número 100 en la Superliga Masculina porque ayer se encontró enfrente con un rival, el Río Duero Soria, que se mostró sólido y que poco a poco con el paso de las jornadas está yendo a más en su juego. Con su victoria por 3-0, los sorianos se acercan en la clasificación al conjunto cántabro.

Uno de los momentos claves del partido fue la pérdida por parte de los visitantes de un ajustado segundo parcial que acabó cayendo del lado del Río Duero Soria. Esto hizo que el Textil se viniera abajo en el último set y permitiese al conjunto local sentenciar definitivamente el encuentro. Los sorianos fueron muy superiores a su rival en la última manga. El Textil Santanderina acusó notablemente el golpe y no fue capaz de plantar cara a su rival en el último set.

El equipo de José Ignacio Marcos se mostró como un equipo combativo. Peleó todas las jugadas en los dos primeros sets, aunque en esta ocasión estuvo algo más errático en el saque. Quiso hacerlo más duro para intentar provocar el fallo del rival y eso le hizo cometer más errores.

El encuentro comenzó igualado, aunque en todo momento -en cuanto al marcador se refiere- llevó la iniciativa el conjunto soriano. El equipo local mandaba en la pista sin demasiada contundencia (3-1, 8-5) e iba por delante con una ventaja que no peligró hasta el 25-17 final. El Río Duero Soria se mostró acertado en tareas ofensivas, tanto en remate como en bloqueo y su rival fallaba más saques. Un remate del capitán local Manu Salvador cerraba el primer parcial con victoria para el conjunto soriano en 23 minutos.

El segundo set fue el mejor de los que se disputaron. Hubo mucho intercambio de golpes pero también de fallos por parte de ambos conjuntos. El Textil Santanderina mejoró su bloqueo y la labor ofensiva de Antonio Soares ayudó también a que el juego fuera más igualado que en la primera manga.

Después de un 7-6 se pasó al 7-10 que fue la primera ventaja del conjunto visitante en todo el partido. Pero una serie de fallos encadenados llevaron al 10-10. A partir de ahí hasta el final hubo muchísima igualdad, con continuos empates en el electrónico y muchas alternativas. El Río Duero Soria se puso 22-20 liderado por el opuesto brasileño Marcelo Híster. El conjunto local tuvo seis bolas para llevarse el set. El Textil tuvo la suya con 25-26, pero finalmente la victoria fuera para el equipo soriano. Con 29-29 falló su saque el visitante Soares (30-29) y el 31-29 fue un remate de Híster sobre el bloqueo.

En el tercer set no hubo historia. Los de Cabezón comenzaron mandando en el marcador con 2-4, pero fue sólo un espejismo. De inmediato reaccionó el Río Duero Soria. Del 6-5 se pasó al 12-5 para los sorianos, que cerraron el set y el partido con un 25-12.