Remo | Traineras

Joseba Fernández regresa a Pedreña como preparador

Joseba Fernández. /
Joseba Fernández.

Después de varias campañas en Urdaibai retorna para devolver al club a la ACT, donde ya bogó en su bancada

RAFA GONZÁLEZSantander

Pedreña ha conseguido que el exentrenador de Urdaibai, Joseba Fernández, se comprometa con el club que preside Calixto Presmanes para entrenar a la plantilla durante la campaña 2020, en sustitución de Ángel Gómez Bedia. El club pedreñero se embarca en un nuevo proyecto con la llegada del entrenador paisatarra, que ya estuvo al frente de los blancos en los años 2005, de triste recuerdo para el remo cántabro por lo acontecido en La Concha, además de 2006 y 2007.

Fernández llevaba tres años al frente de Urdaibai con unos resultados sobresalientes, aunque en el último año el balance no había sido el esperado. Con la llegada de Fernández se renuevan las ilusiones en el entorno del club e incluso del remo cántabro, que está a falta de estímulos para conseguir recuperar el pulso competitivo en igualdad de condiciones que el resto de los clubes del Cantábrico. Lo que no hay que descartar es que Joseba Fernández se siente en las bancadas de la 'Pedreñera' como un remero, algo que ya hizo en su anterior etapa. Si bien este aspecto no esta confirmado y será el paisatarra el que lo decida más adelante, después de comprobar la plantilla y de echar a rodar el proyecto.

El nuevo entrenador de Pedreña llega convencido de poder relanzar las aspiraciones de los pedreñeros y pugnar por el ascenso a la ACT. Ese es el objetivo. En la actualidad cuenta con toda la plantilla, pero no hay que descartar que al nuevo proyecto de sumen algunos remeros para incrementar el potencial de las bancadas que preside Calixto Presmanes. Se intentarán hacer fichajes, dentro del presupuesto y los recursos que permita la modesta economía de la entidad.

El remo cántabro atraviesa una de las peores rachas de las últimas décadas y los clubes se intentan mover para recuperar un tanto el tono. El descenso de Astillero a la ARC ha dejado a la región sin botes en la máxima categoría, lo que le deja fuera de la élite.