Pedreña se queda definitivamente sin la Bandera de La Concha de 2005

Pedreña se queda definitivamente sin la Bandera de La Concha de 2005

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha desestimado el recurso planteado

E. VILLASANTANDER.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha desestimado el recurso de apelación que había interpuesto la Sociedad Deportiva de Remo Pedreña por su descalificación en la Bandera de La Concha en 2005. El club cántabro pedía al alto tribunal vasco la anulación de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de San Sebastián de junio de 2008, que dio por válida la decisión en la que Fuenterrabía se hacía con la bandera pese a que Pedreña fue la primera clasificada en la regata.

La sentencia del TSJPV entiende que el fallo tomado en su momento por los jueces deportivos era el adecuado y que no tenía que haberse agotado la vía judicial para tratar de revocar la decisión tomada de descalificar a Pedreña. Ahora, el equipo de pedreñero tiene cerradas todas las vías, ya que el fallo es firme y por lo tanto no puede ser recurrido.

La trainera de Pedreña fue descalificada tras la impugnación presentada por Orio al considerar que los cántabros habían invadido la calle de los aguiluchos y chocado con sus palas. La 110 Bandera de la Concha se resolvió con un polémico triunfo de Hondarribia en el cómputo de las dos jornadas, con el de Orio en la segunda regata y con la descalificación de Pedreña, que sumaba el mejor tiempo general.

La polémica se extendió también a la política después de que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, mostrara su «indignación» por ese «atropello» y asegurara que a Pedreña le habían «usurpado» la Bandera «de mala manera». Los componentes de Pedreña fueron recibidos en la sede del Gobierno Regional y homenajeados por parte de la afición cántabra, que no entendía la decisión de los jueces de la regata.

El concejal del Centro de Atracción y Turismo de San Sebastián, Enrique Ramos, respondió entonces que la descalificación de la trainera de Pedreña había sido «una decisión deportiva» adoptada por los jueces, sin intervención del Ayuntamiento (organizador de la regata) y sin «extrañas razones políticas ocultas».

Desilusión

Calixto Presmanes, actual presidente de los pedreñeros, y en aquellos momentos delegado del club, no ocultaba ayer su desilusión por el fallo emitido. «Cuando entramos en la directiva tomamos el relevo de las acciones emprendidas por la anterior junta. No parece de recibo que ahora, al cabo de cinco años, nos nieguen nuestro éxito deportivo. Lo que sí estamos es desilusionados, pero tenemos la certeza de que ganamos en el agua», explicó a este periódico. «La regata fue extraña, pero no procedía la impugnación de Orio para quitarnos la bandera y beneficiar a Hondarribia, que ganó en los despachos».