Bolos

Peñacastillo aspira a abrir una era

Jugadores, directivos y representantes de la Federación y Apebol posan en Meruelo. /Antonio 'Sane'
Jugadores, directivos y representantes de la Federación y Apebol posan en Meruelo. / Antonio 'Sane'

Los sonados refuerzos de la peña de Cañas, vigente campeona, la consolidan como el rival a batir

Alexánder Aguilera | Aser Falagán
ALEXÁNDER AGUILERA | ASER FALAGÁN Meruelo | Santander

Es el rival a batir. No ya por ser el vigente campeón, que también, sino porque no contento con llevarse la Liga, Peñacastillo ha construido un equipo de leyenda. A la altura de las partidas históricas. De Las Higueras, La Carmencita, la Bolística, Construcciones Rotella, Puertas Roper y Hermanos Borbolla. Este viernes esa gran partida posó en el Centro Cívico de Meruelo en una foto para recordar. La primera de una peña reconstruida para crecer. Porque nunca un campeón se reforzó tanto y tan bien.

Porque en Cañas se han reunidos dos de los tres grandes dominadores del siglo XXI, como son Jesús Salmón y Rubén Haya, y las dos mayores promesas del bolo palma: los hermanos Víctor y José Manuel González. En realidad uno de ellos ya es no solo una realidad, sino un bolista de referencia a la altura de los más grandes, como lo acreditan su vigente título cántabro y un subcampeonato nacional. Pero por edad todavía tiene un enorme margen de crecimiento. Y José Manuel también apunta muy alto en el Circuito pese a estar todavía en la veintena.

Ver PDF's

Así que por mucho que el gran artífice de este equipo, un Nel González que con su empresa, Comercial Anievas, ha apostado más que fuerte por su peña, insista una y otra vez en que «esto no es tan fácil», los de Cañas son el rival a batir. Si los títulos de 2014 y 2018 fueron tan meritorios como soprendentes, este año sí que llegan bastante obligados, porque con una plantilla para recordar son los grandes favoritos. Casi los únicos.

Plantillas de Peñacastillo y Comillas

Plantillas de Los Remedios y La Rasilla.

Plantillas de Roper y Ribamontán.

Plantillas de Riotuerto y Torrelavega SIEC

Plantilla de Borbolla y Sobarzo.

Plantillas de J. Cuesta y Renedo.

Plantillas de Casa Campedro y San Felices.

Así arranca la División de Honor, que ya tiene calendario. Como lo tiene la Copa Apebol, después del sorteo deeste viernes en Meruelo. Un torneo que se presenta más abierto que una Liga en la que el principal adversario de los de Cañas puede ser Hermanos Borbolla Villa de Noja.

Precisamente los costeros tendrán muchas miradas puestas sobre ellos en la temporada que se acerca. Porque el terremoto provocado por la salida de Jesús Salmón puede ser de grandes dimensiones. Así que está por ver cómo de agrietada ha quedado la peña hegemónica hasta el pasado curso después de los fuertes temblores.

En Noja se aferran al talento más que demostrado del otro gran jugador de referencia: Óscar González. Para sustituir la baja de Salmón -y la de Sebi Iturbe-, Hermanos Borbolla se ha fijado en Riotuerto, de donde han llegado Alberto Díaz y el zurdo Chin Velasco. Ambos tendrán la altísima responsabilidad de suplir la maestría del camargués. Casi nada.

Los tentáculos de Peñacastillo también ha debilitado a una Puertas Roper que tendrá aún más difícil recuperar sus tiempos de gloria. Porque los de Maliaño se han quedado sin Rubén Haya y José Manuel González. A eso hay que sumarle la retirada de Emilio Antonio Rodríguez. Precisamente será su hermano Rubén quien tome los galones en su regreso a El Parque. Al pequeño de la saga se le unen Pedro Gutiérrez y Jaime García. Regeneración a prueba en el corro cachonero.

Pese al atrope de los de la Playa Dorada en La Cavada, la peña de Riotuerto no se ha vuelto loca. Apuesta por la juventud. En busca de la sorpresa a base de talento emergente. Y las vacantes las han ocupado con el canterano José Luis Cacicedo y Jairo Arozamena, procedente de Sobarzo pero formado en La Rasilla.

Todo este cambio de cromos, un poco más intenso que otros años después que la ambiciosa política de fichajes de Nel provocara un efecto dominó, hace prever una situación algo contradictoria. Pese a toda la prudencia, también todos dan como favorito a Peñacastillo, pero del mismo modo se prevé una gran igualdad entre el resto de equipos, incluidos aquellos que esperan agazapados un tropiezo de los de Cañas. O más de uno, si quieren disputarle el título.

Dirigido

El calendario se sorteó este año de modo condicionado para evitar que no coincidieran partidos de equipos muy próximos y respetar en la medida de lo posible las preferencias de horarios de las peñas, de modo que el sorteo no fue tan puro como en otras ocasiones en una estrategia encaminada a intentar arrastrar más público a las boleras.

En cuanto a lo deportivo, y al margen de la prometida (luego deberá cumplirse) hegemonía de Peñacastillo y la nueva responsabilidad que asumirá Óscar González en Noja, también destaca la renovada y veterana partida de Puertas Roper, peña a la que se ha unido el patrocinio de Bahía Real y que tendrá también un nuevo capitán. El citado Rubén Rodríguez cogerá el cachi en su regreso a El Parque. Lo hace procedente de Peñacastillo, como su compañero Pedro Gutiérrez, para unirse a dos que siguen del curso pasado: el zurdo Carlos García (uno de los pocos con los que cuenta la competición) y Fernando Ocejo, que este año parece tener mucho más clara la titularidad en Maliaño.

Habrá que seguir también de cerca al vigente subcampeón, Los Remedios, que ha cambiado cromos con la Bolística (Isaac Navarro por José Carlos Alonso), a Casa Sampedro y a un muy bien reforzado Sobarzo, a donde ha regresado Carlos Gandarillas para formar cuadrilla, entre otro, con Iván Gómez.

La Liga trae también un nuevo debut liguero: el de San Felices. Con la llegada de los de Rivero a la máxima categoría el Valle de Buelna contará con dos equipos en División de Honor, uniéndose a una Rasilla que con un proyecto de continuidad volverá a tener en la permanencia su principal objetivo