Bolos

Los Premios Pico Peñamellera reconocen la labor de Jacinto Pelayo

Los Premios Pico Peñamellera reconocen la labor de Jacinto Pelayo

El expresidente de Contrucciones Rotella y El Caserío, impulsor de la Liga femenina y exdirectivo de la Federación Española, es uno de los galardonados junto a Álvaro Collar y José María Fernández

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

Los Premios Pico Peñamellera que reconocen la trayectoria de toda una vida recompensaron ayer a un cántabro de renombre y de importancia para la región por su aportación al bolo palma: Jacinto Pelayo. El que fue presidente de Construcciones Rotella, impulsor de la Liga femenina y exdirectivo de la Federación Española recibió el premio junto a los asturianos Álvaro Collar y José María Fernández.

El jurado, presidido por Alfredo Canteli, máximo responsable del Centro Asturiano de Oviedo, se reunió ayer en el Ayuntamiento de Peñamellera Baja para deliberar y comunicar su fallo, aunque para que los premiados puedan recoger sus galardones aún falta alrededor de un mes. El próximo 10 de agosto es la fecha elegida para que Pelayo, Fernández y Collar sean homenajeados en una ceremonia que se celebrará en la localidad asturiana de Panes.

Pelayo supo construirse un nombre propio en el mundo de los bolos, que ahora le reconocen a sus 73 años. Supo interpretar este deporte desde el punto de vista técnico, táctico y también valorar las posibilidades de los jugadores desde el punto de vista individual y colectivo, además de demostrar una gran habilidad como gestor y también en el campo de las relaciones públicas. Pero su historia empezó mucho antes. Desde que era un crío aprendió el juego del bolo palma, un deporte para el que además mostraba buenas aptitudes.

Una pasión que continuó cultivando durante su adolescencia y también su juventud. Su trayectoria como directivo arranca con la presidencia de la Peña Bolística Santa María del Sel -con la ayuda de su cuñado Manuel Rotella- con la que alcanzó grandes éxitos deportivos.

Peña Construcciones Rotella

Su momento álgido arranca en la década de 1980 cuando puso en marcha la mítica Peña Bolística Construcciones Rotella, que marcó un hito histórico en los bolos modernos de Cantabria. La peña nació como consecuencia de un patrocinio importante de la empresa de construcción y brilló con luz propia por la calidad de sus jugadores, sus numerosos triunfos y el espectáculo de su juego, que contaba con el liderazgo deportivo de Tete Rodríguez que en ese momento se encontraba en el ecuador de su vida deportiva.

Pero la aportación de Pelayo al deporte vernáculo no se quedó ahí. También organizó numerosas competiciones, entre ellas la más destacada es la Semana Bolística, que con el paso del tiempo se ha convertido en el gran escaparate deportivo de la modalidad. Además de crear la sección de veteranos y féminas, otras dos aportaciones muy importantes. No se puede obviar que Jacinto ha sido una persona fundamental en la consolidación de la categoría femenina en Cantabria. Ocupó cargos importantes en la Asamblea de la Cántabra y la Española, en la que fue director de la modalidad de bolo palma. Y, por supuesto, su labor al frente de la Peña El Caserío, una de las históricas del bolo palma femenino. Desde este equipo tuvo una decisiva contribución a que la competición femenina se pusiera en marcha.

 

Fotos

Vídeos