Atletismo

«El puesto 40 ya estaría bien»

Irene Pelayo tiene un oro y un bronce en los dos últimos Campeonatos de España de Media Maratón/Luis Palomeque
Irene Pelayo tiene un oro y un bronce en los dos últimos Campeonatos de España de Media Maratón / Luis Palomeque

Irene Pelayo formará parte de la selección española en el Mundial de Media Maratón que se celebrará en Valencia el día 24

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

De un tiempo a esta parte, alterna su traje de atleta azul de toda la vida del Piélagos con otro rojo y amarillo. La cántabra Irene Pelayo (Esponzúes, 1980), le ha cogido el gusto a vestir la camiseta de la selección española de atletismo. Porque en un año, totalizará tres presencias con la rojigualda. En marzo de 2017 corrió con la selección en el Mundial de Cross de Uganda. Y el pasado verano compitió en la Copa de Europa de 10.000 en pista en Bielorrusia. El próximo 24 de marzo, la atleta del Piélagos transmutará otra vez su azul por rojo y amarillo. El Mundial de Media Maratón en Valencia verá a la cántabra defender los colores de España. Un derecho que se ganó el pasado 20 de enero en el Campeonato de España de Media Maratón que se celebró en Melilla, al parar el crono en una hora, 14 minutos y nueve segundos. Ese tiempo le valió la medalla de bronce.

Con 38 años cumplidos el pasado mes de febrero, la cántabra afronta el Mundial de Valencia con la misma actitud que en sus recientes compromisos internacionales. «Con muchas ganas y a dar lo mejor de mí. Y a correr lo que se pueda». Una pequeña molestia en los isquiotibiales hace un mes le ha variado un poco sus planes. Incluso mejorar su mejor marca en la distancia (1h.12:11 el año pasado en Granollers) se le antoja complicado. «Quizá no llegue al 100%, pero seguro que lo voy a hacer bien en Valencia».

Sobre los 21.097 metros del trazado valenciano, soñar con un gran puesto en la clasificación es algo prohibido. El imperio africano, sobre todo keniatas y etíopes, amenaza con poner desde el primer metro un ritmo diabólico y no mirar atrás desde ese momento. «En el Mundial habrá mucho nivel y por tanto, pocas opciones». La cántabra se conformaría «con un puesto 40». Más optimista es en cuanto a la actuación de España en cuanto a la clasificación por escuadras. «Llevamos un buen equipo. En Valencia estarán también Trihas Gebre, Marta Esteban, Marta Galimany, Elena Loyo y Teresa Urbina. Creo que en esa clasificación por equipos vamos a hacer un buen papel».

«¿El salto al maratón? Aún no me veo. Eso son palabras mayores», reconoce la cántabra

Circuito plano

El circuito por el que discurrirá el Mundial de Media Maratón permitirá a las atletas coger un ritmo y no soltarlo. Porque es plano a más no poder. La altimetría indica que su punto más alto debe rondar los 25 metros sobre el nivel del mar. Apenas una mínima variación en una línea de lo más recta. Además, tampoco hay una exageración de curvas cerradas o zonas más ratoneras. En síntesis, un circuito ideal para correr. «No lo conozco», afirma la atleta del Piélagos. «Pero tengo compañeros que han hecho la Maratón de Valencia en el mes de noviembre. Y el circuito del Mundial discurrirá por el de esa maratón. Me han dicho que es llano y que además es muy bonito, también para los espectadores». De esa palabra, 'maratón', aún no está convencida. El salto le da respeto. «Aún no me veo. Eso son palabras mayores. Lo pienso, pero...». Aunque tenga 38 años, aún se ve con tiempo por delante para intentar el gran reto de un fondista. «Todavía se puede hacer».

Hasta ese día 24 quedan cuatro semanas. El plan de Irene Pelayo es aprovechar «tres semanas todo lo que pueda y la última, para estar algo más relajada». En una semana de entrenamiento para una media maratón, la de Esponzúes puede hacer «entre 100 y 110 kilómetros», doblando sesiones en algunos días. Fondo por la mañana «y series por las tardes». Generalmente, los sábados «toca descanso». El esfuerzo valdrá la pena para llegar al Mundial de una distancia a la que le tiene cogida la medida, con un oro y un bronce en los dos últimos Campeonatos de España. En Valencia, será distinto porque luchar por el podio estará vedado para atletas no africanas. «Disfrutar» será su único objetivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos