RUGBY

El Senor busca un poco de autoestima

Un maul del Senor trata de avanzar en el partido del pasado domingo ante el Barcelona en San Román. /
Un maul del Senor trata de avanzar en el partido del pasado domingo ante el Barcelona en San Román.

Los verdes visitan hoy al Hernani una semana después del varapalo de quedarse fuera de la Copa del Rey

MARCO G. VIDART

Demostrarse a sí mismos que lo de la semana pasada fue uno de los días más extraños de sus vidas como rugbiers. Si no, el que más. Y jugar como hace quince días, en el Pepe Rojo de Valladolid cuando pusieron contra las cuerdas al Quesos Entrepinares. Los jugadores del Senor Independiente buscarán hoy (12.00 horas) ante el Hernani un poco de autoestima. Esa que les hace falta tras ese fatídico último domingo ante el Barcelona. De ganar por 32-12, a caer por 32-38 y olvidarse así de la próxima Copa del Rey. Una derrota de esas que tardan en olvidarse.

El pequeño inconveniente es que el rival, y el lugar, son de los que erizan los pelos del cuerpo a todo aquel que juega al rugby en España. El Hernani y su campo de Landare Toki son sinónimos de dejarse el alma y la vida en el partido. Y de pelear, literalmente, durante 80 minutos. El Senor ya ha tenido amargas experiencias en ese campo junto al Urumea. El 9 de marzo de 2014, en la campaña de su debut en la División de Honor, los verdes ganaban por 12-21 a ocho minutos de la conclusión. Cuando el árbitro pitó el final, el marcador era de 22-21.

Los guipuzcoanos siempre presentan el mismo esquema. Gente de la casa -su cantera es de las mejores de España- y apuros para mantener la categoría. Pero llevan ocho campañas consecutivas en la División de Honor. Mucho tiene que ver el fortín en el que convierten Landare Toki y el ser el único equipo de élite en la localidad. Hernani no puede estar más identificada con su equipo de rugby y el apoyo de una grada 'caliente' es constante durante los 80 minutos de partido. Los guipuzcoanos llegan a este domingo con apenas un punto ganado. En la cuarta jornada, consiguieron vencer al recién ascendido La Vila por 36-26. Sus siete puntos les colocan antepenúltimos, pero empatados con los alicantinos, penúltimos en la tabla.

La intención de los santanderinos no es otra que la de quitarse de encima los fantasmas que dejó el Barcelona a su paso por San Román. Arrear un puñetazo en la mesa y demostrar que son una alternativa para ser, al menos, el cuarto en discordia tras el triunvirato que ya comienzan a dibujar Quesos, El Salvador y Alcobendas. Pero para conseguir la victoria en Landare, el Senor Independiente jugará sin algunos de sus efectivos habituales. Así, el neozelandés Mark Jackman, la incorporación estrella para esta temporada, estará entre dos y tres semanas fuera del equipo por una lesión de rodilla que se produjo en el choque ante los culés. Tampoco será de la partida Taiel Palmieri, operado de una mano. Y no estará hoy en Landare Martín Altamirano, que está jugando partidos internacionales con Croacia. En el apartado de dudas están el francés Romain Ducamp y los argentinos Agustín Schab y Juan Diego Zabalegui.

El partido de hoy era, en principio, clave para la Copa del Rey. Guipuzcoanos y cántabros estaban en el mismo grupo que el Barcelona en pos de una plaza para 'semis'. Pero la victoria culé en San Román -unida a la que consiguieron en su campo frente al Hernani- se encargó de desbaratarlo todo. Así que hoy, lo único que está en juego es una clasificación liguera en la que el Senor no quiere perder comba. Eso, y recuperar un poco de autoestima. Falta les hace a los verdes.

 

Fotos

Vídeos