Una noche inolvidable por el monte Buciero

Los primeros clasificados en el Triatlón recibieron un premio de la Asociación Espeleo Montañera Trasmiera en la meta, fijada en playa de Berria./Paco Pérez
Los primeros clasificados en el Triatlón recibieron un premio de la Asociación Espeleo Montañera Trasmiera en la meta, fijada en playa de Berria. / Paco Pérez

La Asociación Espeleo Montañera de Trasmiera reunió a más de 250 participantes en la 20 edición del Triple Circuito Buciero que se realizó de noche

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

Una noche para el recuerdo. El Triple Circuito al Monte Buciero celebró el pasado fin de semana su veinte aniversario con la edición más especial y popular. La prueba, por primera vez, se desarrolló en horario nocturno regalando unas espectaculares imágenes y contó, como novedad, con la participación de andarines y arrastrasillas. Entre unos y otros, la cita congregó a más de 250 amantes del deporte en la naturaleza que disfrutaron de una experiencia inolvidable.

Desde la Asociación Espeleo-Montañera de Trasmiera, organizadora del evento, hacen un balance más que positivo recogiendo las buenas sensaciones de los participantes. El tiempo acompañó y a las siete y media de la tarde arrancó el triatlón desde la playa de San Martín con los piragüistas. La expectación congregó a numeroso público en el paseo marítimo que animó a estos deportistas que, tras amainar el viento, pudieron dar paladas en una mar relativamente en calma.

El primero en llegar con su piragua a la meta, en la zona del barco de la playa de Berria, fue Jonathan Rincón que hizo un tiempo de 38 minutos, 38 segundos. El relevo lo tomaron los ciclistas que hicieron sus primeros kilómetros mientras caía la noche, pero pronto hicieron uso de la luz frontal que debían portar para iluminar los senderos totalmente a oscuras. En este caso, el más rápido fue Ángel González Gutiérrez con 39 minutos 43 segundos.

Su testigo lo recogieron los corredores que atravesaron a paso veloz las entrañas del monte incluyendo la bajada y subida al Faro del Caballo, que se ha convertido en el punto álgido del recorrido. En esta ocasión, con la dificultad de hacerlo de noche pero mucho más atractivo por contemplar este paraje con apenas unas pocas luces. Las zancadas más veloces las dio Miguel Ángel Urrutia que completó el recorrido en 1 hora, 5 minutos, 51 segundos. La salida de los andarines tuvo lugar a las nueve de la noche con la participación de 150 personas que quisieron disfrutar de esta nueva modalidad y entre todos ellos hubo dos arrastrasillas. La bajada al Faro era optativa para los andarines pero fueron los menos los que desaprovecharon esta oportunidad única y se dejaron el aliento en completar todos los escalones.

Pasadas las doce y media de la noche los participantes de todas las modalidades habían llegado a Berria donde compartieron impresiones a la vez que repusieron fuerzas comiendo un sabroso marmite. Y aunque no es una prueba competitiva hay que destacar que el equipo masculino ganador del triatlón estaba formado por los santoñeses, Eduardo Ansola, Juan Rangel y Miguel Ángel Urrutia que lo completaron en 2:31:51, mientras que solo hubo un equipo íntegramente femenino conformado por Esther Jaca, Anabel Ruiz y Alba Fernández que tardaron 3: 22:44 En individual, Rodrigo Jaca echó el resto haciendo él solo las tres modalidades de bici, piragua y correr consiguiendo un digno tiempo de 2:37:13. Todo un titán que fue el que h izo en menos tiempo la bajada y subida del faro con 9 minutos, 6 segundos. En chicas individual, Estibalitz Ruiz fue la única valiente en hacer todo sola llegando a meta en 3:44:42.

La organización descarta volver a realizar la prueba nocturna, ya que ha sido una excepción por el 20 aniversario, pero estudiará mantener la modalidad de andarines junto al triatlón.