Cantabria ha perdido más de 2.500 ganaderos de leche desde 2001

El número de ganaderos lácteos sigue cayendo en la región y preocupa que siga esta dinámica./Luis Palomeque
El número de ganaderos lácteos sigue cayendo en la región y preocupa que siga esta dinámica. / Luis Palomeque

Según los últimos datos del Icane, sigue bajando el colectivo de productores que entrega a la industria y en junio es de 1.218

María Ángeles Samperio Martín
MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍNSantander

Será el bajo precio de la leche que no compensa el coste de producción o los cambios en el ámbito europeo, pero lo cierto es que el número de ganaderos de Cantabria que entregan leche a la industria sigue bajando de forma alarmante. Según los últimos datos del Instituto Cántabro de Estadística (Icane) relativos al mes de junio, el número de productores lácteos es de 1.218, cantidad que se aleja de los 1.417 con los que se inició 2016 y, por su puesto, de los tiempos en los que el colectivo de ganaderos lácteos era de 3.984, concretamente al inicio de 2001, primer año con datos estadísticos. En junio de ese año ya bajó a 3.802. 17 años después ha descendido en 2.524 productores, 657 en los últimos 10 años.

Ver más

La leche recogida también ha bajado. Así, en junio de 2001 se recogieron 4.395.900 litros destinados a la industria; en junio de 2008, es decir hace diez años, con 1.875 productores fueron de 3.610.000 litros y en junio de este año asciende a 3.503.000 litros.

Preocupación del sector

«Caminamos directamente hace el abismo. Cantabria era la cuarta autonomía en producción láctea y ahora nos han superado Cataluña y Andalucía y, además, se está perdiendo el sistema tradicional de pastos», valora Gaspar Anabitarte, secretario general de UGAM-COAG. En su opinión, el fin de las cuotas ha favorecido la deslocalización y muchos productores de leche se están pasando a la carne «porque es menos esclavo y las ganancias son similares».

Anabitarte recuerda que en torno a 1.990 había en Cantabria 9.000 ganaderos con tanques de frío y la leche se vendía a 32 céntimos. «La región llegó a producir 550.000 toneladas y ahora está en torno a las 450.000 y bajando», apunta el dirigente agrario que recuerda que en esos años hubo muchas protestas para defender al sector y que en la actualidad hay que seguir insistiendo en buscar soluciones.

«No se está haciendo nada por cambiar la situación. Creo que es necesario que nos sentemos productores, industria y distribución y que participe el Gobierno regional para buscar una salida», apunta Pedro Gómez, presidente de Asaja. «Los precios de la leche no acompañan y hay muchas diferencias entre las zonas de costa y las de montaña. A estas segundas, con mayor dificultad para la producción, no se las ayuda lo suficiente», añade Gómez que recuerda «la esclavitud» que suponen las tareas de los ganaderos lácteos.

«Caminamos directamente al abismo. La región sigue perdiendo puestos como productora de leche» Gaspar Anabitarte | Secretario general UGAM-COAG

«Todavía hay remedio, pero no se está haciendo nada. El sector tiene que buscar soluciones» Pedro Gómez | Presidente Asaja

Para el dirigente agrario la pasividad actual va a permitir que el número de ganaderos siga cayendo y, además, la deslocalización de la producción puede hacer que industrias instaladas en Cantabria puedan plantear irse en el futuro.

En cuanto al consumo, Gómez estima que si hay consumidores dispuestas a pagar más por una leche de calidad producida en la región, pero para ello habrá que recuperar el poder adquisitivo perdidos.

Es evidente que se ha vivido una concentración de producción y que muchos ganaderos se han quedado por el camino sin que se produzca relevo generacional. Sólo 5% de los agricultores-ganaderos españoles tienen menos de 35 años y el 55% son mayores de 55. Se calcula que en la próxima década se jubilarán 6 de cada 10. En el sector lechero, contrastan los numerosos abandonos con el escaso de jóvenes que se incorporan. En la Cornisa Cantábrica, solo una de cada cuatro explotaciones con titular mayor de 55 años o con previsión de abandonar la producción tenía asegurada la sucesión.

España superó por primera vez los 7 millones de toneladas sobre entregas a primeros compradores en 2017, según los datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Es un aumento de casi un 2% respecto a 2016, aunque sigue disminuyendo el número de ganaderos. En 2017 se registraron 850 menos. Desde 2015 han desaparecido unas 2.600 explotaciones.

Se paga en torno a los 30 céntimos por litro

El precio de la leche en origen, el que la industria paga al ganadero, se mantiene en torno a los 30 céntimos de euro. Los datos del Icane del mes de junio lo sitúan concretamente en los 0,302 euros muy similar a los 0,337 de 2017 y superior a los 0,28 de 2016. En junio de 2001 el precio del litro de leche era de 0,309 euros,

En cuanto al precio de la leche en origen en los últimos años, en 2017 fue de 0,334 euros el litro de media, un leve descenso respecto a los 0,335 del ejercicio anterior.

El precio que paga la industria a los ganaderos ha sido uno de los caballos de batalla del sector, sobre todo por la polémica en torno a la denominada venta a pérdidas que se refiere a la práctica de algunas cadenas de alimentación que venden a los consumidores el litro de leche más barato, en torno a los 50 céntimos, como reclamo para acudan a los establecimientos.

El actual ministro de Agricultura, Luis Planas, consideraba el mes pasado que no es «normal» que en algunos supermercados el litro de leche esté más barato que el de agua mineral y se mostró dispuesto a luchar contra la venta a pérdidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos