El aumento de la hostilidad comercial anula el 'efecto Powell' y las bolsas se tiñen de rojo

Bolsa de Madrid/EFE
Bolsa de Madrid / EFE

El selectivo español, que estuvo a punto de cerrar la semana con un avance de un punto porcentual, al final terminó con saldo negativo

CRISTINA VALLEJOMadrid

El mercado andaba a la espera del discurso del presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, pero la tarde trajo aún más cosas que eclipsaron al banquero central. China, por sorpresa, anunció nuevos aranceles contra importaciones estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares. Estas tarifas entrarán en vigor el 1 de septiembre, la misma fecha en que comenzarán a aplicarse las últimas anunciadas por Estados Unidos para importaciones de bienes chinos por valor de 300.000 millones de dólares. Donald Trump advirtió que las nuevas medidas anunciadas por China tendrán respuesta por parte de Estados Unidos esta misma tarde. 

El presidente estadounidense también tuvo palabras para Jerome Powell en Twitter: «Como es habitual, la Fed no hizo nada. Es increíble que pueda hablar sin saber o sin preguntar qué voy a hacer, qué se anunciará en breve. Tenemos un dólar muy fuerte y una Fed muy débil. Trabajaré brillantemente con los dos, y Estados Unidos lo hará genial. Mi única pregunta es, quién es nuestro mayor enemigo, Jay Powell o el presidente Xi«.

Esta virulenta reacción de Trump llegó después de conocerse el discurso de Powell, que destacó que la economía americana sigue fuerte, al tiempo que reconoció que los riesgos han aumentado en las últimas ajetreadas semanas por el deterioro adicional de la situación económica, la guerra comercial y la complicación del panorama geopolítico. En esta situación, afirmó que la institución hará lo más apropiado para mantener la expansión económica. Y el mercado interpretó que todo ello implica que ha dejado la puerta abierta a una reducción de los tipos de interés en septiembre. No aludió a que la bajada del precio del dinero de julio fue un ajuste de mitad de ciclo y no el inicio de un proceso de rebaja de los tipos de interés, lo que hace pensar que, quizás, la Fed y él mismo están reconsiderando su posición.

Uno de los riesgos más relevantes que señaló Powell en su intervención fue el que supone la guerra comercial y éste esta misma tarde acaba de agravarse.

Bolsas teñidas de rojo

En las Bolsas, este cóctel no sentó nada bien. En Wall Street se instalaron unos números rojos crecientes. El Dow Jones al cierre de la sesión europea se dejaba un 1,24%, mientras que el S&P 500 retrocedía un 1,40%, y el Nasdaq, algo más de un 1,5%. Pero, conforme pasaban los minutos, los números rojos fueron yendo a más.

En el Viejo Continente, donde dominaban los números verdes por la mañana, a primera hora de la tarde los índices se dieron la vuelta. 

El Ibex-35, que durante casi toda la sesión estuvo en verde, sufrió una recaída con el anuncio de aranceles chinos, remontó con Powell, y volvió a caer con la nueva amenaza de Trump. Al cierre el selectivo perdía los 8.700 puntos, para dar un último cambio en los 8.649,50 puntos, al retroceder un 0,77%.  

El peor de todos los indicadores del Viejo Continente fue el Ftse Mib de Milán, que bajó un 1,65%. El PSI-20 de Lisboa cayó un 1,33%, mientras que el Cac 40 francés y el Dax alemán se dejaron alrededor de un 1,15%. 

El único índice que lo hizo mejor que el español fue el Ftse 100 británico, que perdió menos de medio punto porcentual. 

Con ello, los avances semanales quedaron reducidos a la mínima expresión en algunos casos. El selectivo español, que estuvo a punto de cerrar la semana con un avance de un punto porcentual, al final terminó con saldo negativo (-0,20%). Encadena ya cuatro semanas seguidas de pérdidas, todas las de agosto. En este periodo, el índice ha retrocedido más de 500 puntos, desde los más de 9.200 puntos en que se situaba a finales de julio. 

En el selectivo español, sólo media docena de valores se salvaron de los números rojos. Cellnex fue el más rentable, con una subida del 2,50%. A continuación se colocó Grifols, con una revalorización del 0,70%. Endesa, por su parte, se anotó un 0,44%. Mediaset, Siemens Gamesa y Naturgy se apuntaron alrededor de un 0,25%. 

En rojo, como siempre que se recrudece la guerra comercial, los mayores damnificados fueron ArcelorMittal, que retrocedió un 2,40%, y Cie Automotive, que perdió un 2,23%. 

Después, varias entidades financieras: Sabadell perdió un 2,13%, mientras que BBVA bajó un 1,97%. Santander (-1,70%) y CaixaBank (-1,60%) también se colocaron entre los más bajistas. Entre ellos se coló otro de los grandes, Repsol (-1,84%). 

Bonos, divisas y materias primas

En el mercado de bonos, fuertes bajadas de las rentabilidades. Tanto por el mensaje de Jerome Powell, como por el deterioro adicional de la economía que puede ocasionar la escalada en las tensiones comerciales. El interés del bono americano a diez años bajó desde el 1,62% hasta el 1,54%; el de su comparable alemán retrocedió del -0,65% hasta el -0,68%. 

En el mercado de divisas, el euro se apreció contra el dólar. De niveles en el entorno de 1,1060 unidades pasó a cambiarse por 1,1145. Ello, tanto por efecto de Powell como del mensaje de Trump. 

En el mercado de materias primas, caídas para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, bajaba un 2,12% al cierre de la sesión europea. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 3,20%, hasta los 53,59 dólares. Ello, en parte, porque los aranceles chinos contra EE.UU. incluyen las importaciones de petróleo.

El precio del oro, en cambio, se disparó: alcanzó los 1.526 dólares, lo que supone un avance del 1,91% respecto a los menos de 1.500 dólares a los que había cerrado la sesión anterior. 

Claves de la jornada

- El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,77%, para dar un último cambio en los 8.649,50 puntos.

- Sólo seis valores del selectivo cerraron en verde. Cellnex fue el mejor, con un avance del 2,50%. ArcelorMittal fue el peor, con un recorte del 2,40%.

- El euro ganó posiciones frente al billete verde: al cierre de la sesión europea se anotaba alrededor de un 0,50%, hasta el nivel de 1,1145 unidades.