El coste de la deuda a diez años cae al 0,28% hasta tocar su mínimo histórico

El coste de la deuda a diez años cae al 0,28% hasta tocar su mínimo histórico
Efe

El Tesoro aprovecha el desplome en los costes de financiación y capta 3.866 millones de euros a tipos más bajos

E. MARTÍNEZMadrid

Los costes de financiación de la deuda se han desplomado, lo que el Tesoro aprovechó para colocar este jueves 3.866 millones de euros en su primera emisión de bonos y obligaciones del Estado del segundo semestre del año, marcando mínimos en el interés de financiación de la deuda a diez años.

El éxito de las últimas emisiones se ha repetido con esta puja para la que se había marcado un objetivo mínimo de 3.250 millones y máximo de 4.750 millones debido a que la demanda había alcanzado los 6,7 millones de euros, casi dos veces más de lo finalmente adjudicado.

El interés medio pagado en sus bonos a diez años ha sido el mejor parado, al desinflarse hasta el 0,285%, su menor cifra histórica, muy por debajo del 0,629% de la última emisión del 12 de junio, cuando ya anotó la rentabilidad más baja de la historia a ese plazo. Así, ha colocado 1.504 millones a diez años, frente a una demanda de 1.834 millones.

El cambio que ha dado el mercado de deuda en los últimos meses ha propiciado que el coste de la emisión a 30 años ha caído a cerca de la mitad, de un interés del 2,13% registrado en la subasta del pasado 9 de mayo al 1,18% de este jueves. Así, el organismo captó con obligaciones con vencimiento en 2048 otros 1.482 millones frente a una demanda de 1.764 millones.

Además, el Tesoro colocó otros 400 millones en bonos a cinco años ligados a la inflación, frente a una demanda de 1.600 millones. Las tasas negativas de interés han bajado desde el -0,72% del pasado mes de octubre al -1,02% de este jueves. La situación tan característica del mercado actualmente permitió que el Tesoro cobre por emitir sus bonos a siete años con un interés medio del -0,1%. Asimismo, captó 480 millones en obligaciones del Estado con una vida residual de 6,10 años, con una demanda de 1.555 millones y un tipo de interés marginal del 0,087%.

Colocado el 53% del total

Con esta emisión, el organismo ha logrado colocar ya 109.000 millones, más de la mitad de lo previsto para todo el año (53,5%), según el Ministerio de Economía del que depende el Tesoro. Concretamente, en el primer semestre del año ha captado un total de 73.800 millones de euros en emisiones a medio y largo plazo, lo que supone el 60,5% de los 121.900 millones previstos para este año, con datos hasta la última subasta, celebrada el pasado 20 de junio.

Ha colocado otros 35.270 millones de euros en letras del Tesoro, el 42,7% de lo estimado para el ejercicio (82.600 millones de euros). La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, anunció a finales de abril que el Tesoro Público iba a reducir en 5.000 millones de euros el volumen de emisión neta prevista para 2019.

De esta forma, continúa la reducción de las necesidades de financiación, que quedarán en 30.000 millones, la menor desde 2007, frente a los 35.000 establecidos a principios de año. Disminuye también en la misma cantidad la emisión bruta prevista para este año, situándose en 204.526 millones de euros, un 4% inferior a la del pasado año. Esta reducción es posible gracias a los menores tipos de interés, que están permitiendo a su vez reducir el coste de la deuda, la buena marcha de los ingresos y de la evolución de la ejecución presupuestaria.