El Ibex-35 rebota acompañado de Europa y Wall Street

El Ibex-35 rebota acompañado de Europa y Wall Street

Dia encabezó los ascensos, con una subida del 12,06% Mediaset fue el peor, con un recorte del 2,07%

CRISTINA VALLEJO

Tras las caídas en toda Europa y el desplome en Wall Street de la sesión del miércoles y las pérdidas con que este jueves terminaban los mercados asiáticos, en la jornada de hoy en Occidente se ha producido un importante rebote

El selectivo español comenzó la sesión prácticamente plano, pero poco a poco fue ganando posiciones, para marcar máximos pasadas las once y media de la mañana en los 8.800 puntos. Pero no pudo mantener esa cota y al cierre de la sesión daba un último cambio en los 8.785,20 puntos, lo que supone una revalorización del 1,24%.

En el selectivo español, sólo siete valores terminaron en rojo. Mediaset fue el peor, con un recorte de un 2,07%. A continuación se colocó Repsol, que se dejó un 1,44%. Después, con pérdidas de menos de un punto porcentual, Grifols, el Sabadell, Cellnex, Enagás y Ferrovial.

En verde, Dia fue el valor más rentable, con una revalorización del 12%. Ello, después de recibir una buena recomendación de Exane BNP Paribas.

A continuación se colocaron Meliá e IAG, que sumaron más de tres puntos porcentuales. Después, dos bancos, BBVA y CaixaBank, que sumaron un 2,85% y un 2,46%, respectivamente. Entre los mejores también se situó Santander, que ganó un 2,24%.

Además, Cie Automotive y Siemens Gamesa subieron más de dos puntos porcentuales.

En toda Europa dominaron los ascensos. Entre todos el mejor fue el Ftse Mib de Milán, que subió un 1,78%, mientras que el Cac 40 francés se anotó un 1,60%. El PSI-20 de Lisboa avanzó un 1,13% y el Dax alemán, alrededor de un punto porcentual.

También en positivo arrancaba la jornada en Wall Street. Al cierre de la sesión en el Viejo Continente, el S&P 500 se anotaba un 1,20%, mientras que el Dow Jones ganaba un 1,50% y el Nasdaq, alrededor de un 2,50%.

A la Bolsa de Nueva York le ayudó una batería de buenos de resultados: los de Twitter, Microsoft y Tesla. Todavía queda un buen grupo de compañías que harán públicos sus números tras el cierre americano: Intel, Amazon y Alphabet.

La gran duda, de todas maneras, es si este rebote generalizado irá más allá de la sesión de hoy. Según comenta Kerry Craig, de JP Morgan AM, en declaraciones a Bloomberg, «lo que hace más complicado el último repunte de la volatilidad es que es difícil identificar una causa específica», y que mientras, tanto la Fed como el BCE continúan con el proceso de normalización monetaria.

Cita con un BCE que advierte de ciertas debilidades de la economía europea

Precisamente, en el Viejo Continente, la cita más importante tenía lugar con el Banco Central Europeo. La institución dejó inalterados los tipos de interés, tal y como se esperaba. Además, reiteró su intención de acabar con el programa de compra de bonos en el mes de diciembre. La institución, de hecho, no ha planteado la discusión sobre si extender ese programa. Asimismo, el presidente del BCE, Mario Draghi, aunque reconoce que el momento económico es ahora más débil y que los datos que se están publicando ahora son más flojos, ello no es suficiente como para cambiar el escenario base que sustenta los planes de la institución.

 Anna Stupnytska, economista global de Fidelity, valora: «En la conferencia de prensa de hoy, Draghi optó por tocar una nota relativamente agresiva, a la vez que reconoció cierta debilidad del impulso económico. Ha habido cierta preocupación en el mercado este mes por la publicación de varios datos decepcionantes, incluido el flash de los PMI de ayer, pero las evidencias no han sido lo suficientemente sólidas hasta ahora como para cambiar la postura del BCE».

En opinión de Stupnytska, «la política monetaria sigue siendo muy flexible y la fiscal es menos restrictiva que antes. Desde esta perspectiva, la zona euro se encuentra bien posicionada para continuar su expansión aunque a un ritmo más lento en comparación con el año pasado». En cuanto a los posibles planes del BCE, la experta de Fidelity opina que, ante la posibilidad de que la economía se debilite más, la autoridad monetaria apostaría más por retrasar la subida de los tipos de interés que por ampliar el programa de compra de activos.

De todas maneras, tras la intervención de Mario Draghi, y coincidiendo con la apertura de la Bolsa de Nueva York, el euro perdió posiciones. La moneda comunitaria, que llegó a moverse en el entorno de 1,1430 unidades a las tres de la tarde, al cierre de la sesión europea, se depreciaba un 0,20%, hasta el nivel de 1,137 unidades, su nivel más bajo desde mediados de agosto.

Hablando de datos débiles en la zona euro, nos encontramos con el índice Ifo en Alemania, que se colocó por debajo de lo esperado, tanto en la evaluación de la situación actual como en la de las expectativas.

Mayor tranquilidad en los bonos

En el mercado de bonos, más síntomas de que el mercado parece tranquilizarse tras las traumáticas sesiones anteriores. Así, la rentabilidad del bono americano a diez años subía al cierre desde el 3,10% hasta el 3,14%; la de su comparable alemán se mantenía en el entorno del 0,40%.

En la Europa periférica, los tipos de los bonos se movían a la baja: la rentabilidad del bono italiano a diez años retrocedía desde el 3,59% hasta el 3,49%; la de su comparable español, desde el 1,61% hasta el 1,58%.

De todas maneras, la prima de riesgo italiana continuaba por encima de los 300 puntos básicos y la española, cerca de los 120 puntos.

En el mercado de materias primas, los inversores recogían beneficios en el oro. El precio de la onza retrocedía alrededor de un 0,3%, hasta el nivel de los 1.230 dólares.

 En cambio, rebotaba el crudo después de las fuertes caídas de los últimos días. Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba medio punto porcentual, hasta los 76,52 dólares; el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 0,6%, hasta los 67,22 dólares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos