Al menos 48 muertos en un ataque a un complejo gubernamental en Kabul

Un soldado afgano hace guardia frente a la puerta de un edificio gubernamental un día después de un complejo ataque suicida en Kabul./EFE
Un soldado afgano hace guardia frente a la puerta de un edificio gubernamental un día después de un complejo ataque suicida en Kabul. / EFE

El atentado se produce después del anuncio no confirmado oficialmente de que EE UU va a retirar a 7.000 militares de los 14.000 militares que tiene en el país

COLPISA / AFP

Un atentado suicida seguido de un ataque armado contra un complejo gubernamental de la capital de Afganistán, Kabul, mató al menos a 48 personas este lunes, según un nuevo balance presentado este martes por el ministerio afgano de Salud. Además, otras 25 personas resultaron heridas, ha señalado el portavoz, Waheed Majroh. Un anterior balance daba cuenta de 29 fallecidos.

Este ataque se produjo después de una agitada semana para Afganistán, tras el anuncio no confirmado oficialmente de la próxima retirada de 7.000 de los 14.000 militares de Estados Unidos presentes en el país.

El asalto, que cierra un año particularmente mortífero para Afganistán, donde han muerto numerosos civiles y miembros de las fuerzas de seguridad, no ha sido reivindicado por el momento. El portavoz de los talibanes Zabiullah Mujahid ha declarado que el ataque «no tenía nada que ver con los insurgentes».

El ataque, que duró siete horas, es el más mortífero ocurrido en Kabul desde que un kamikaze se inmolara el mes pasado durante una congregación religiosa de alto rango, causando al menos 55 fallecidos.

Varios atacantes entraron al complejo que alberga el ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, ha precisado Nasrat Rahimi, portavoz adjunto del ministerio del Interior. Las fuerzas afganas mataron a tres atacantes y liberaron más de 350 personas atrapadas en el lugar, ha dicho Rahimi. Un cuarto atacante murió en la explosión del coche bomba.

Según una fuente de los servicios de seguridad, los asaltantes lograron ingresar en una oficina del ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Varios periodistas que se hallaban cerca del lugar, aseguran haber oído numerosas explosiones horas después de que el asalto se iniciara.

Un portavoz del ministerio de Obras Públicas, Mehdi Rohani, ha dicho que sus colegas y él mismo huyeron para refugiarse en un bunker. «Un coche bomba estalló a la entrada del aparcamiento del ministerio» contó por teléfono, mientras corría para ponerse a salvo. «Escucho disparos al exterior del edificio. Pero estamos bien» añadió.

 

Fotos

Vídeos