Detenido un presunto terrorista que planeaba un atentado en Viena

Coches de policía austríacos./
Coches de policía austríacos.

Las autoridades policiales confirman que el sospechoso había llegado este viernes a la capital austríaca desde Alemania

COLPISA / AGENCIASMADRID

Las autoridades austríacas han detenido este viernes a un hombre bajo la sospecha de planear un atentado en Viena, según ha confirmado Thomas Keiblinger, el principal portavoz policial, en declaraciones ante varios medios locales.

"En días recientes aumentaron los indicios de un ataque planeado en la capital", ha señalado Keiblinger a la Austria Presse Agentur (APA), la agencia de noticias estatal que luego ha corroborado la recomendación de la Policía para que la población aumente sus precauciones en lugares públicos y avise a las fuerzas de seguridad si avista paquetes u objetos sospechosos.

Un comando especial de la Policía detuvo hoy en Viena a un supuesto terrorista, con nacionalidad austríaca, que planeaba un atentado en la capital, informó el ministro del Interior, Wolfgang Sobotka. Según Sobotka, hay "ciertos indicios", aún bajo investigación, que apuntan a una radicalización islamista del ahora arrestado, que tiene 18 años y tiene origen extranjero. Afirmó que con esta detención se ha evitado un potencial ataque terrorista.

El sospechoso llevaba al menos cuatro días bajo vigilancia policial antes de ser arrestado en Viena, donde tenía su residencia habitual. Sobotka rechazó facilitar datos sobre las actividades del detenido en los últimos años o dar más detalles sobre un posible perfil criminal. "Queremos dar informaciones seguras y no especulaciones", resaltó Sobotka, quien indicó que la operación policial sigue en marcha. El ministro explicó que las autoridades austríacas recibieron información desde el exterior, aunque no precisó la fuente, sobre el ahora arrestado y sobre la posibilidad de que estuviera planeando un atentado con bomba.

Previamente, el diario Kronen Zeitung había indicado que agencias de información extranjera informaron a las autoridades austríacas de la existencia de un grupo de albaneses simpatizantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que planeaban cometer un atentado en Viena entre el 15 y el 30 de este mismo mes.

La persona detenida había llegado a suelo vienés presumiblemente desde Alemania, con una bomba de fabricación casera para cometer un ataque en la ciudad. La Policía le había seguido hasta un piso en Viena donde se produjo el arresto. De momento no hay información oficial sobre la nacionalidad del detenido ni confirmación de que portara tal bomba.