Desalojan el mayor campamento gitano de Roma

Oficiales de la policía local desahucian un campamento gitano en Roma./EFE
Oficiales de la policía local desahucian un campamento gitano en Roma. / EFE

En el asentamiento vivían cerca de 150 personas, entre ellas muchos menores

EFERoma

El Ayuntamiento de Roma ordenó hoy desmantelar el campamento gitano conocido como «Camping River» en el que vivían cerca de 150 personas, entre ellas muchos menores, a pesar de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) había pedido un aplazamiento que vencía mañana.

Según los medios de comunicación, el Ayuntamiento procedió al desalojo sin esperar la decisión del TEDH alegando una emergencia higiénico-sanitaria en esta zona donde desde hace años vivían personas de etnia gitana procedentes sobre todo de la zona de los Balcanes.

«Se está procediendo a desmantelar el campo gitano Camping River de Roma. Legalidad, orden y respeto antes que nada», escribió el ministro del Interior, Matteo Salvini, que entre sus promesas quiere eliminar todos los campamentos gitanos en Italia.

Salvini se reunió ayer con la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, y en la conversación se afrontó la «urgencia» de desmantelar este campamento.

Sin incidentes

Las tareas de desalojo comenzaron por la mañana obligando a las familias a abandonar sus casas y ofreciéndoles viviendas alternativas. Según las fuerzas del orden, se ha producido sin incidentes y ya no queda nadie en el área y durante los próximos días se vigilará la zona par evitar nuevos asentamientos.

Los habitantes del campamento han abandonado la zona en sus vehículos y otros esperan a que alguien les venga a recoger, mientras que los servicios sociales siguen proponiendo alternativas de vivienda.

Sin embargo, algunos de los habitantes denunciaron a los medios de comunicación que fueron desalojados por la fuerza e incluso se usaron espráis urticantes, lo que ha negado la policía.

Contra el desalojo se han expresado algunos miembros de la oposición como el presidente del Partido Demócrata (PD), Matteo Orfini, que denunció que «no se ha avisado a las familias, no se han dado soluciones ni creado un proyecto alternativo».

Para el diputado del partido +Europa Riccardo Magi ahora Italia corre el peligro de ser condenada y sancionada al no haber respetado la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

 

Fotos

Vídeos