Los Corrales reabre el carril bici a la espera de su restauración final

El Ayuntamiento ha acometido una reparación provisional para el paso de ciclistas y peatones./
El Ayuntamiento ha acometido una reparación provisional para el paso de ciclistas y peatones.

Dañado por el temporal de enero, el gobierno municipal ha acometido una reparación provisional que ya permite su uso

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

El concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, Julio Arranz Ochoa, ha hablado esta semana de la «necesaria» recuperación del carril bici que parte de Los Corrales de Buelna para llegar a Suances. El temporal de finales de enero se llevó por delante un tramo entre Barros y Las Caldas que ha impedido el paso hasta este mes. Según explicó Arranz, el Ayuntamiento ha acometido una actuación provisional para hacer transitable el tramo tanto para peatones como para ciclistas, a la espera de que la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo restaure ese tramo a su situación original.

El asunto fue abordado por el alcalde, Luis Ignacio Argumosa Abascal, y el concejal de Obras en su última visita a José Luis Gochicoa. El consejero se comprometió a llevar a cabo la actuación este mismo año. De hecho, Arranz explicó que técnicos de la Consejería ya han visitado el lugar para evaluar las obras que será necesario realizar.

El concejal recordó la importancia de un carril que a diario es utilizado por decenas de ciclistas y paseantes, muchos procedentes del balneario de aguas termales de Las Caldas. «Se hacía necesario reparar ese tramo y acabar con la triste imagen del carril levantado por las riadas de enero, por lo que hemos decidido llevar a cabo una actuación provisional que nos permita abrir ese tramo a los paseantes y a los ciclistas, a la espera de lo que será una intervención mucho más profunda, financiada por la Consejería de Obras Públicas, para restituir ese tramo al estado en el que se encontraba antes del temporal».

A diario, decenas de ciclistas y peatones transitan por el carril de Barros a Las Caldas

Julio Arranz también habló de otros daños causados por el temporal. Explicó que se ha adjudicado a la empresa Arruti la construcción de una escollera en el río Besaya a su paso por Somahoz. En enero, el río se llevó parte del terreno que sustentaba un parque infantil, junto a la bolera, arrastrando incluso algunos de los elementos de juego de ese parque. El terreno quedó inestable y fue preciso acordonar la zona por la peligrosidad que revestía. Ahora, será la empresa Arruti la que, con un presupuesto próximo a los 30.000 euros, revierta la situación.

Junto a la concejal Esther Mendiguchía, Arranz también ha visitado las obras de refuerzo de la carretera de Coo, igualmente dañada por el temporal de enero. Gobierno regional, Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico han dado luz verde a la reparación del socavón que afecta a la carretera de acceso a Coo, una vía afectada por la crecida de finales de enero del río Mortera, que se llevó parte del sustento de la calzada. La Consejería de Obras Públicas y Urbanismo se ha hecho cargo de un proyecto adjudicado a la empresa Hermanos Torre Roiz, encargada de acometer la construcción de un muro de escollera que repare el corrimiento de tierras que dejó sin una base adecuada parte de uno de los carriles de la carretera a Coo. El presupuesto de adjudicación ha sido de 39.265 euros y el plazo de ejecución de un mes, por lo que se espera poder abrir en su totalidad la carretera durante el próximo otoño.

Arranz afirmó que para evitar en la medida de lo posible situaciones como esa se ha remitido a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico la solicitud de concesión de los permisos necesarios para limpiar los ríos Redondo, en Somahoz, Rebujas, en San Mateo, Mortera, en Coo, y el Muriago, en Los Corrales.

Para terminar, Arranz adelantó que desde el gobierno municipal se ha tramitado una solicitud de urgencia para que la Consejería de Obras Públicas estudie la reparación de otro camino dañado por las lluvias de enero, en el que tuvo lugar un trágico accidente este año.