El Gobierno licitará en dos meses la reforma de la carretera que une los valles de Iguña y Pas

Mazón durante la reunión con el alcalde de Anievas, acompañados por el primer teniente de alcalde/
Mazón durante la reunión con el alcalde de Anievas, acompañados por el primer teniente de alcalde

Mazón ha anunciado al alcalde de Anievas que la obra supondrá una inversión en el municipio de más de 4,5 millones de euros

Nacho Cavia
NACHO CAVIAAnievas

El Gobierno de Cantabria licitará esta primavera la reforma de la carretera que une los valles de Iguña y el Pas a través de Anievas, una obra que supondrá una inversión de más de 4,5 millones de euros. Así se lo ha adelantado el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, al alcalde de Anievas, Agustín Pernía, al apuntar que en un plazo de dos meses se licitará el proyecto para poder reformar el primer tramo de la carretera CA-271, que discurre entre las localidades de Arenas de Iguña y Villasuso.

La obra, que según ha informado el consejero, supondrá una inversión de más de 4,5 millones de euros, da respuesta a la «demanda histórica» realizada por los Ayuntamientos de Arenas de Iguña y Anievas para unir las dos comarcas, facilitando la circulación de los vehículos en las mejores condiciones y en menor tiempo.

Además, Mazón ha trasladado al regidor su intención de visitar el municipio de Anievas para inaugurar la reforma que se ha ejecutado en las escuelas de Villasuso, así como comprobar ‘in situ’ las escolleras que se están llevando a cabo en Cotillo.

Durante la reunión mantenida en la sede de la Consejería, en la que también ha participado el primer teniente de alcalde, Pedro González, el consejero y el alcalde también han tenido oportunidad de analizar otras necesidades del municipio, entre las que se encuentran la pavimentación de dos plazas y varios caminos vecinales, proyectos que se han presentado al plan de subvenciones de la Consejería para la realización de obras de titularidad municipal.

Agustín Pernía ha hecho un balance «muy positivo» del encuentro y ha agradecido el apoyo de la Consejería de Obras Públicas y del Gobierno de Cantabria en general a los proyectos del municipio.

El alcalde ha mantenido a lo largo de los últimos años que la mayor preocupación de su gobierno en materia de obras públicas es la situación de la carretera que cruza el valle, comunicando Arenas de Iguña con San Vicente de Toranzo, eje de conexión además de la Autovía de la Meseta con la carretera Nacional 623 Santander-Burgos.

Pernía espera que se pueda acometer una ampliación del ancho del vial y de los estrechos puentes que se reparten a lo largo de todo el tramo, la eliminación de las curvas más pronunciadas o la creación de cunetas de hormigón para dar mayor seguridad a la única carretera de entrada y salida del valle de Anievas.

La carretera CA-271 se extiende a lo largo de 16 kilómetros entre Arenas de Iguña y San Vicente de Toranzo, atravesando todo el valle de Anievas antes de llegar al puerto del Portillón, en dirección a Castillo Pedroso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos