La Vijanera tomará las calles de Silió este fin de semana

La Vijanera infantil abrirá la celebración el sábado a mediodía

El sábado los más pequeños celebrarán como adelanto una mascarada infantil única

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La Vijanera ya calienta campanos para una doble cita este fin de semana, la versión infantil a las 12 del mediodía del sábado y la absoluta el domingo, también al mediodía y con 50 zarramacos y 500 campanos sobre el terreno, más que nunca. Será uno de los alicientes de una mascarada que nunca es igual, que es difícil de explicar si no se vive sobre el terreno. Este año llegará a 150 el número de personas que participarán, más de 80 trajes distintos, más trajes naturales, todos renovados a lo largo de los últimos años para adaptarlos a los orígenes y mostrarlos de la mejor manera posible a las miles de personas que desafiarán la mañana de Reyes para apostar por la fiesta ancestral de Silió, la primera mascarada que se celebra en un continente que espera con especial ilusión este año la llegada de La Vijanera a Suiza, para participar en febrero en la reunión de las mejores mascaradas europeas representando a España.

De momento, sin contar aún con ninguna ayuda institucional, pondrán sus esperanzas en el apoyo de cuantas personas se acerquen este fin de semana a Silió para sufragar un gasto que superará los 10.000 euros pero que «supondrá un antes y un después para nuestra fiesta«, afirmó uno de sus máximos representantes, César Rodríguez. Al final, una vuelta más de tuerca a los orígenes, cuando se celebraba la fiesta sin pensar en nada más que revivir una tradición y sacar una 'perrucas' para celebrar una comida entre todos.

Pero el viaje a Suiza es otra historia y de hecho en la Asociación Cultural de Amigos de La Vijanera han decidido hacer un paréntesis hasta el próximo lunes y centrarse en los preparativos de la mascarada, adecuar trajes, editar coplas, sumar apoyos como los de los campaneros que ceden gratuitamente sus campanos (algunos más de 20.000 euros en material) o los propietarios de terrenos que facilitarán lugares para aparcar este domingo. Y a un pueblo que se vuelca con la fiesta, un pueblo de apenas 600 habitantes de los que 150 se visten mientras el resto les hace la cobertura, entre las miradas expectantes de los muy pequeños, de los mayores que fueron vijaneros

Imprevisible, irreverente y alejada de convencionalismos (incluida la puntualidad), La Vijanera arrancará a mediodía del domingo desde la sede de la asociación organizadora, las antiguas escuelas, y desde el barrio alto de Santa Marina, dos comitivas que se unirán al pie de la iglesia de Silió. A partir de ahí, paso y parada por la plaza de Santiago, sede del museo de la mascarada; llegada a la Raya, donde se retarán con la historia pidiendo Paz o Guerra; y vuelta a las andadas, hasta la campo en la que se cantarán las coplas, sátira de los acontecimientos del pasado año; todo para terminar, de nuevo, al pie de la iglesia, con los guerreros del bien dando muerte al Oso, protagonistas de una fiesta que volverá a sorprender a propios y extraños como viene haciendo desde hace 37 años.

 

Fotos

Vídeos