ADIF y Obras Públicas construirán una variante en Renedo para acabar con los pasos a nivel

ADIF y Obras Públicas construirán una variante en Renedo para acabar con los pasos a nivel
Alberto Aja

José María Mazón cierra un acuerdo con el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, para que la empresa pública financie 6,5 millones para construir el vial

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

El Gobierno de Cantabria y el Ministerio de Fomento suscribirán próximamente el convenio ferroviario que permitirá de una vez por todas acabar con los dos pasos a nivel de Renedo de Piélagos. Esta operación, que se enmarca dentro de la duplicidad de vías entre Santander y Torrelavega, obligará a construir nueva variante en la CA-233 mediante un viaducto en la llanura comprendida entre el río Carrimont y el cruce con el ferrocarril. La decisión se cerró ayer con un apretón de manos entre el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, en un encuentro en la sede del Ministerio de Fomento para dar continuidad a los proyectos pendientes con la región.

Las claves

Consecuencia
El proyecto cambiará radicalmente la distribución deltráfico en Piélagos
Cambios
Los peatones tendrán dos pasos a nivel inferiores en la ubicación actual
Acuerdo
El Gobierno regional dará hoy luz verde a la aprobación del convenio necesario

Mazón celebró ayer la buena nueva y avanzó en declaraciones a este periódico que hoy mismo llevará al Consejo de Gobierno la autorización del convenio con ADIF y el Ayuntamiento de Piélagos para la supresión de los pasos a nivel de Renedo y que, en paralelo, el Ministerio de Fomento ha iniciado ya los trámites administrativos para que el Consejo de Ministros le dé luz verde. La actuación supone un paso imprescindible para la duplicación de las vías y permitirá aumentar significativamente la capacidad para la circulación de nuevos tráficos, tanto de viajeros como de mercancías.

El proyecto, cuyos detalles se conocerán en los próximos días, tiene como principal hito la construcción de una nueva variante y provocará un cambio significativo de la distribución del tráfico de vehículos que pasan por el centro del municipio. Las obras a ejecutar tendrán un coste de 6.582.400 euros (IVA incluido), que será asumido íntegramente por ADIF, más cerca de otro millón de euros que abonará el Gobierno regional para la asistencia técnica, los estudios y las expropiaciones de los terrenos afectados. En total, la variante conllevará una inversión cercana a los 7,5 millones.

Mazón se muestra «satisfecho porver concretadas actuacionesmuy esperadas»

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda ya tiene terminado el estudio informativo de la nueva variante y confía en sacarla a información pública en unos 20 días, según apuntan desde el departamento. Por todo ello, Mazón se mostró satisfecho por ver concretadas actuaciones «muy esperadas» para Cantabria que movilizarán gran volumen de obra pública.

La supresión de los dos pasos a nivel –uno situado en el cruce de la línea férrea con la carretera autonómica que une Puente Arce y Renedo y el otro en un cruce con un camino vecinal– obligará además la construcción de dos pasos inferiores en la ubicación actual para que los peatones puedan seguir pasando y ADIF también asumirá su coste.

Cubrimiento de Maliaño

Durante la reunión, Mazón y Saura también departieron sobre la situación en la que se encuentra el cubrimiento de las vías de Renfe a su paso por Maliaño, que permitirá unificar la población. En este sentido, el consejero informó de que el Ministerio va a preparar en los próximos días el borrador del convenio y anunció que próximamente se convocarán las comisiones de seguimiento de la reordenación ferroviaria en Santander y Torrelavega.

Fomento estudia suprimir también el paso de Gibaja

José María Mazón desveló ayer que el Ministerio Fomento ya trabaja en la posibilidad de redactar otro proyecto para la eliminación del paso a nivel de Gibaja, en la carretera autonómica CA-150 (Ramales de la Victoria), que, a día de hoy, es el «único» que existe en la red primaria de carreteras de la comunidad autónoma.

A comienzos de año, los alcaldes de Ramales de la Victoria, César García, y de Carranza (Vizcaya), Raúl Palacio, ya solicitaron al Ministerio de Fomento la eliminación urgente del paso a nivel de la línea ferroviaria ubicado entre estos municipios. Los regidores hicieron esta petición por la «peligrosidad» de una instalación que es «una de las que más arrollamientos de barreras sufre de toda la red ferroviaria». Una circunstancia que es conocida por «todas las entidades implicadas» en infraestructuras ferroviarias porque existe «desde hace más de una década» un proyecto de eliminación de este paso a nivel, dijeron entonces. «Exigimos que ese proyecto sea llevado a cabo», añadió el alcalde de Ramales. Ambos regidores también solicitaron la mejora general en la línea ferroviaria Santander-Bilbao en la que «no se realiza ningún tipo de inversión» y el mantenimiento es «muy escaso».

Mazón también abordó este asunto con Saura. El secretario de Estado se comprometió a redactar un estudio informativo de una vez por todas para conectar ambas ciudades en 40 minutos. El consejero de Obras Públicas ha pedido colaborar en el trabajo para que se tengan en cuenta las alternativas que en su momento ya planteó el PRC y que desechó Íñigo de la Serna.

 

Fotos

Vídeos