El 'Bosquesuco' brota en Pesquera

Una treintena de voluntarios participaron en la plantación de árboles en el 'Bosquesuco' de Pesquera. /DM .
Una treintena de voluntarios participaron en la plantación de árboles en el 'Bosquesuco' de Pesquera. / DM .

El municipio mitiga con la plantación de árboles el CO2 originado en la Feria Internacional del Queso Artesano

Ernesto Sardina
ERNESTO SARDINAPesquera

El sábado de la pasada semana, 1 de diciembre, una treintena de voluntarios, en su mayoría de Pesquera, plantaron más de medio centenar de hayas (Fagus sylvatica), abedules (Betula pendula), álamos temblones (Populus tremula), mostajos (Sorbus aria) y serbales de los cazadores (Sorbus aucuparia). Para esta actividad se contó con el asesoramiento y presencia de los técnicos del Medio Natural del Gobierno de Cantabria que apoyaron en el acondicionamiento de la finca y propusieron las especies más idóneas para plantar. Las actuaciones finalizaron con la colocación de un panel interpretativo a la entrada del 'Bosquesuco' en la que se detallan los objetivos de la acción, cuáles son las especies que componen el cortejo arbóreo del espacio, la relación de nuestras actuaciones frente al cambio climático y la importancia de un evento singular como la Feria Internacional del Queso Artesano de Pesquera.

Según David Gutiérrez, responsable de la Oficina Técnica de Sostenibilidad Rural, «la actuación ha sido redonda, ya que más allá de una plantación con arbolado autóctono, hemos conseguido llevar a cabo un trabajo continuado en el tiempo desde que elaboramos el informe técnico, no algo puntual. Y además el pueblo de Pesquera ha sentido como propia la actuación». Algo que para el técnico de este departamento de la Red Cántabra de Desarrollo Rural, además de «muy significativo», constituye «una garantía de éxito al saber que serán los propios habitantes de Pesquera quienes más orgullosos estén del bosque creado y así podrán ejercer una custodia activa y responsable del territorio».

La primera fase del proyecto se desarrolló el 28 de abril, cuando una treintena de voluntarios y voluntarias se desplazaron desde varios puntos de Cantabria y se unieron a los vecinos de Pesquera para plantar fresnos (Fraxinus excelsior), manzanos silvestres (Malus sylvestris), perales (Pyrus cordata), tejos (Taxus baccata), acebos (Ilex aquifolium), arces (Acer campestre), abedules (Betula pendula), robles albares (Quercus petraea) y sauces cenizos (Salix atrocinerea).

Los técnicos estiman que en la pasada edición la feria pesquerana originó 11 toneladas de C02

Con todos los pies plantados en las dos jornadas se consiguió mitigar las emisiones estimadas en la feria para un período de 30 años. En concreto, después de calcular las emisiones derivadas del transporte, los consumos de energía, agua y la gestión de residuos de ésta, el estudio determinó que en 2017 fueron 4,29 toneladas de CO2. En 2018 la cifra se elevó hasta las 11 toneladas de CO2 debido a que los cálculos fueron más precisos y se tomaron también los datos del transporte de los visitantes que acudieron a la feria, además de los de los propios artesanos, algo que ya se hacía desde el primer informe.