Seis efectivos dejarán el parque de bomberos castreño en el plazo de un mes

Los bomberos castreños rescatan a un perro en la Atalaya. :/Samira Hidalgo
Los bomberos castreños rescatan a un perro en la Atalaya. : / Samira Hidalgo

Según indica APLB, el servicio pasará a contar con catorce miembros, dando lugar a una «situación crítica» en los meses de verano, cuando en Castro se multiplica la población

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

El malestar por parte de los bomberos castreños no cesa. La falta de efectivos, de material apropiado para poder desempeñar correctamente su labor y las características de sus condiciones laborales han dado lugar a que seis bomberos, de los 20 que actualmente hay en plantilla, dejen Castro para acudir a otras administraciones, tal y como indicó la Asociación de Policía Local y de Bomberos de Cantabria.

Desde la sección sindical de la asociación manifestaron «la grave situación en la que se encuentra actualmente el Servicio Municipal de Bomberos de Castro Urdiales», añadiendo que, «tras cuatro años de legislatura, este equipo de gobierno ha demostrado su incapacidad, despreocupación y falta de interés para garantizar la seguridad de nuestro municipio, sus ciudadanos y, más aún si cabe, la de los bomberos».

La asociación hizo referencia también a la «falta de empatía» del Equipo de Gobierno -CastroVerde- con los profesionales, «el ninguneo a sus representantes y la ausencia de soluciones efectivas a corto, medio y largo plazo, dejan como fruto un parque de emergencias sin la dotación de medios materiales que Castro Urdiales requiere, y en pleno proceso de desmantelamiento de una plantilla que, hastiada de la situación, se incorpora a otros parques de emergencias en cuanto tiene ocasión».

«No es falta de voluntad. Pedimos más colaboración de los sindicatos», declaró Elena García

Estos motivos llevan, según APLB, a que seis bomberos abandonen el parque castreño en aproximadamente un mes para incorporarse a otra administración, quedando el servicio «en situación crítica para su funcionamiento». Así, uno de los seis bomberos que dejan Castro pasará a formar parte de la plantilla de Soria, mientras que los otros cinco ya han realizado el curso de formación en la Diputación de Guipúzcoa y están a la espera de incorporarse, algo que, según estiman desde la asociación, podría darse en un mes. Juan Antonio Aqueche, Cabo del parque de bomberos de Castro, explicó que hay una bolsa de trabajo de urgencia que se hizo hace más de un año en la que «solo quedan dos miembros que no se sabe si van a querer o van a poder incorporarse». Además, el cabo indicó que lleva un proceso administrativo que no saben cuánto va a durar.

El abandono de los seis bomberos coincide con la llegada de la época estival. «Se puede dar el caso de que estemos en verano con dos bomberos operativos para todo el servicio, cuando la población aumenta hasta 100.000 personas», recalcó el cabo.

Falta de material y personal

En cuanto al material del que dispone el cuerpo de bomberos castreño, la asociación ha recordado la ausencia de la autoescala, algo que «aún sigue sin materializarse y que ni siquiera está adjudicada». Por otro lado, aseguraron desde APLB, el personal de Castro trabaja con equipos «obsoletos» de respiración del año 1996, habiendo «falta de material para las intervenciones así como de personal, con dotaciones ridículas, en ocasiones de dos bomberos».

Por su parte, el Ayuntamiento declaró que conocen que hay «desbandada» y que están buscando crear una bolsa «más urgente» para poder tener cobertura. «La situación es preocupante, pero no es nada nuevo. Si a los bomberos les interesa irse se van, pasa continuamente y entra dentro de lo normal. De ahí a que no tengamos empatía y demás, no. Llevamos tres años intentando solucionar el tema de los bomberos y hemos dado pasos, como pagar los festivos y aumentar el sueldo de los cabos con una nueva valoración del trabajo, cobrando bastante más», explicó la concejala de Comunicación, Elena García, quien señaló que APLB ha puesto un recurso al presupuesto del que depende la adjudicación de la autoescala, entre otros aspectos. «Es un sindicato que cada vez que damos un paso está protestando. Hemos acogido muchos frentes, avanzado en el proceso de integración de los Bomberos en el Ayuntamiento, algo que mejorará su situación, y hemos podido contratar a un nuevo director para el parque que ha salido del paso en diferentes situaciones. No es falta de voluntad, pedimos más colaboración de los sindicatos», concluyó la edil.