La embarcación 'La Flechera' de Laredo se hunde al norte de Santoña

' La Flechera' casi hundido/Salvamento Marítimo
' La Flechera' casi hundido / Salvamento Marítimo

Los dos tripulantes fueron rescatados por el 'María Estefanía', también de Laredo

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

La embarcación laredana de arte menor 'La Fechera', de 6'6 toneladas y 10'63 metros de eslora, se está hundiendo en aguas próximas al puerto de Santoña, a unas doce millas al norte, al parecer, como consecuencia de una gran vía de agua. Las dos personas que viajaban en el barco, el patrón Pedro Pardo y un tripulante, se encuentran sanos y salvos gracias a que en el momento del hundimiento de la embarcación se encontraba cerca el 'María Estefanía', otro barco de Laredo, que se encargó de socorrerlos.

El barco, que ya da por perdido su patrón, «se encuentra quilla al sol, con la proa levantada y con una burbuja de aire dentro», según informó Salvamento Marítimo, quien también explicó que sus dos tripulantes aguardan a bordo del barco que les ha rescatado, a la espera del hundimiento definitivo de su embarcación.

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores San Martín de Laredo, César Nates, ha señalado que el hundimiento del barco pesquero 'La Flechera'se ha producido por «una vía de agua» en alguno de los agujeros del casco que ha sorprendido a los dos tripulantes faenando en busca de bonito.

En declaraciones a Efe, Nates ha explicado que «todo ha sido muy rápido» y tanto al patrón como al marinero «solo les ha dado tiempo a pedir ayuda», por lo que han sido rescatados por la embarcación «María Estefanía», que también pescaba en esa zona a unas 12 millas al norte del Faro del Pescador de Santoña.

Ambos barcos, adscritos a la cofradía de Laredo, son de artes menores y suelen juntarse para pescar en grupo por si ocurre «algún accidente».

«Ahora están a la espera de que la embarcación se hunda del todo porque no se puede ni sacar a flote ni remolcar. Allí hay suficiente profundidad para que se quede en el fondo«, explica Nates.

También están acompañados por Salvamento Marítimo, que se encarga de indicar el naufragio y evitar que otros buques puedan colisionar.

«Es una faena, estábamos en las postrimerías de la campaña del bonito y han salido a faenar esta noche aprovechando la última marea», ha apuntado.

El patrón mayor de Laredo está a las espera de poder hablar con los dos afectados y ha mostrado su satisfacción por que se encuentren bien y solo haya que lamentar daños materiales.

 

Fotos

Vídeos