El Hospital de Laredo recibe el máximo reconocimiento por la asistencia al parto y la lactancia

Acceso al área de Urgencias del centro hospitalario de Laredo, que acaba de ser acreditado por el programa IHAN./DM
Acceso al área de Urgencias del centro hospitalario de Laredo, que acaba de ser acreditado por el programa IHAN. / DM

Obtiene la acreditación IHAN, que concede la Organización Mundial de la Salud y Unicef, un distintivo que sólo tienen 16 hospitales en España

Francisco Fernández-Cueto
FRANCISCO FERNÁNDEZ-CUETOSantander

El Hospital comarcal de Laredo puede presumir de ser todo un referente en España en la asistencia al nacimiento y la lactancia. Acaba de pasar a formar parte, de nuevo, del reducido grupo de centros sanitarios que han conseguido el máximo reconocimiento internacional: la acreditación del programa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), una iniciativa creada en 1991 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef para animar a los centros sanitarios a adoptar prácticas que protejan, promocionen y apoyen la maternidad, la lactancia materna desde el nacimiento y el contacto 'piel con piel' tras superar todas las fases exigidas. Una distinción que sólo tienen 16 hospitales en España tras superar todas las fases exigidas. Otros centros han dado ya los primeros pasos para su obtención, incluido Valdecilla, que este año ha introducido, por ejemplo, la presencia de los padres en las cesáreas.

El certificado IHAM significa que en el centro acreditado se permite a las madres la elección informada de cómo alimentar a sus recién nacidos. Además, se apoya el inicio precoz de la lactancia materna, promoviendo su exclusividad en los seis primeros meses de vida y se integra la humanización en la atención a la madre y al bebé tanto en el nacimiento como en estadios posteriores. Para el director del Hospital de Laredo, Ander Larrazabal, «conseguir esta acreditación es un proceso complejo que exige el cumplimiento de unos requisitos estructurados en diez pasos, que involucra a todo el personal del centro y que precisa una apuesta estratégica firme por parte de la dirección del centro y del resto de autoridades sanitarias». El gerente destaca «el orgullo» que supone ver ahora el fruto, «demostrar que en un hospital pequeño, como el nuestro, ubicado a medio camino entre dos grandes, como son Valdecilla y Cruces, está a la altura de los mejores. En definitiva, que aquí tenemos capacidad para hacer muy bien las cosas».

«Laredo se ha convertido en un referente de todo el norte de España en el fomento de una maternidad consciente, respetuosa e informada», añadió Larrazabal, lo que ha permitido que «supere con éxito el arduo sistema de evaluación que realizan auditores externos de la calidad asistencial que reciben las madres lactantes en Laredo, al igual que en el resto de hospitales y maternidades de todo el mundo».

«Es un orgullo que un hospital pequeño como Laredo obtenga esta distinción internacional», señala Ander Larrazabal

La certificación IHAN exige una revisión periódica de las condiciones y un esfuerzo continuo para mantener las buenas prácticas, para que cada hospital acreditado siga cumpliendo todos los requisitos y preste una asistencia de la máxima calidad. Los hospitales IHAN deben trabajar con el método de gestión de la calidad PDCA (planear, hacer, comprobar, analizar) en un ciclo de mejora continua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos