Cuenta atrás para afrontar una nueva edición del Desafío Cantabria

La prueba discurre por unos parajes de incuestionable belleza./José García
La prueba discurre por unos parajes de incuestionable belleza. / José García

El próximo fin de semana tomarán la salida desde San Vicente 700 deportistas para disputar las tres pruebas programadas de manera conjunta

VICENTE CORTABITARTE

Un amplio equipo de personas está trabajando intensamente en estos últimos días para celebrar el próximo fin de semana una nueva edición del Desafío Cantabria. Se trata de una prueba que nació como uno de los ultra-trail mas duros y singulares de los que se celebran en España, y que ha servido como motor para desarrollar, en paralelo, otras dos atractivas pruebas, aunque de características diferentes a la primera, como es el trail nocturno, también conocido como el Medio Desafío, y la Marcha Nocturna que se impone como novedad en esta edición para los andarines y que esta siendo muy bien acogida.

Por ello, este año el Desafío Cantabria va a reunir en la meta de salida, junto al puerto deportivo de San Vicente de la Barquera, a unos 700 deportistas. Un número que duplica al de ediciones anteriores, lo que proporcionará una gran espectacularidad y colorido a ese momento tan especial, que se producirá a las 24 horas del próximo viernes. En ese momento iniciarán la carrera los aproximadamente 250 inscritos para la ultra trail, los 150 que competirán en el Medio Desafío y los 300 que se han animado para hacer la marcha nocturna.

Junto al alto número de participantes destaca el nivel de los competidores de la prueba principal que, por segundo año, no solo será puntuable para la Copa de España, sino que será la prueba decisiva para decidir a los ganadores ya que es la última de las tres seleccionadas por la Federación de Montaña.

La principal novedad de este año es la marcha noctura para andarines, con 300 inscritosEn la ultra del Desafío Cantabria se decidirán los ganadores de la Copa de España

El asturiano Toni Blanco y los andaluces Juan Pérez Torregolosa y Juan Miguel Chacón, primeros en el ranking nacional de este deporte competirán por llevarse la Copa de España en el Desafío Cantabria. Junto a ellos, lucharán por el podio del Desafío pero no por la Copa, los cántabros Borja Fernández, Toñín Suárez, Raúl Pérez Nestar, el asturiano Santi Obaya y el portugués Nuno Silva.

En mujeres la lucha por el podio nacional se dirimirá entre la Navarra Irena Güembe y la valenciana Alicia Chaveli. Junto a ellas competirán por la victoria en el Desafío femenino la cántabra Anabel Merino, la madrileña Nerea Mar´tinez y las asturianas Marián Zapico y Claudia Gutiérrez.

No obstante tanto en hombres como en mujeres aún se pueden inscribir algún otro destacado especialista que podría imponerse en esta prueba que, año tras año, crece en todos los aspectos, especialmente desde que hace dos años se ha hecho cargo de ella la nueva organización creada a partir de una asociación que ha tomado las riendas del Ayuntamiento de San Vicente, con el que sigue estrechamente vinculado ya que es el principal promotor y patrocinador de este gran evento deportivo, y que destaca también por el amplio respaldo que tiene de los ayuntamientos por los que discurre la carrera: Val de San Vicente, Herrerías, Lamasón, Peñarrubia, Cillórigo de Liébana, Potes y Camaleño.

Otros patrocinadores importante son el Gobierno de Cantabria a través de Dirección General de Deportes, la Sociedad del Año Jubilar Lebaniego, la Sociedad El Soplao, diversas empresas privadas, así como la Guardia Civil a través de sus diferentes agrupaciones, como las del Greim, Tráfico, Atención Ciudadana; Protección Civil a través de las agrupaciones de numerosos municipios y los servicios regionales; los bomberos de los servicios de emergencias; Cruz Roja y las policías locales.

Gran parte de todo este último equipo tiene como objetivo velar por la seguridad de los participantes, sin duda uno de los aspectos que mas cuida la organización, para lo que también se cuenta con un hospital de campaña, servicios médicos, ambulancias, o todo terrenos para asegurar la asistencia de los corredores en cualquier lugar que se requiera.

Junto a todo ello destaca el extraordinario apoyo que recibe de numerosos colectivos de asociaciones y entidades de toda la comarca, y de muchas personas a título individual que realizan labores importantísimas, como permanecer en un puesto de control para ayudar a los participantes en caso de necesidad, marcar el recorrido, estar en los avituallamientos, ayudar en las labores de entrega de dorsales, salida y meta, ir de cierre de carrera y recoger banderines, entre otras muchas labores.

Equipo de voluntarios que a cambio de su desinteresada aportación reciben el vivir un clima de compañerismo estupendo, disfrutar de las carreras desde dentro, sensaciones nuevas, compartir la pasión por disfrutar del entorno natural de los parques de Oyambre y Picos de Europa y el lucir la camiseta conmemorativa de la prueba.

El Desafío Cantabria, tanto en la prueba ultra que alcanza su VI edición, como en el trail que se celebra por tercer año, no sufren ninguna variación con respecto al pasado. La primera destaca por los 86,5 kilómetros de recorrido con mas de 11.500 metros de desnivel acumulado que como todas se inicia junto al mar en San Vicente y que finaliza en la localidad de Espinama, tras atravesar algunos de los parajes mas espectaculares de la montaña de Cantabria.

El trail finaliza en la localidad de Cicera tras recorrer, siempre de noche 33,5 kilómetros de distancia con 3.100 metros de desnivel. Pero en este año el ambiente del Desafío Cantabria también lo podrán disfrutar aquellas personas que no cuentan con un potencial físico como para realizar pruebas tan exigentes. Se trata de la marcha nocturna en la que también saldrán del mismo lugar de San Vicente de la Barquera para finalizar en la localidad de Cades, con un recorrido de 24 kilómetros y 940 metros de desnivel. El trayecto será igual hasta llegar a la localidad de Serdio y desde allí se desviarán hacia Muñorrodero para realizar el resto del recorrido por la singular ruta del paseo fluvial del Nansa, un trayecto que se realizará totalmente de noche y en un ambiente prácticamente festivo que concluirá en la localidad del municipio de Herrerías, con el reparto de chocolate y churros para todos los asistentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos