Reparado el camino rural que comunica Barcenillas y Lamiña en el municipio de Ruente

Reparado el camino rural que comunica Barcenillas y Lamiña en el municipio de Ruente

La Consejería de Medio Rural también ha subvencionado la instalación de un sistema fotovoltaico en el bar de la campa municipal de Ucieda

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria ha llevado a cabo la reparación del camino rural que comunica Barcenillas y Lamiña, en el municipio de Ruente, con un presupuesto de 88.912 euros. Se trata de un tramo de unos 1.000 metros de longitud bastante transitado por vehículos agrícolas y todoterreno, así como camiones especiales para extraer madera de los montes cercanos.

El director general de Ganadería y Desarrollo Rural, Miguel Ángel Cuevas, ha comprobado el resultado de esta actuación junto al alcalde de Ruente, Jaime Díaz, quien ha expresado su agradecimiento a la Consejería y ha señalado que esta es una actuación muy importante para el municipio desde el punto de vista turístico, ya que este camino también sirve de acceso a todas las personas que visitan las cascadas de Lamiña.

Las obras han consistido en el desbroce y limpieza de los bordes del camino para el posterior refino y planeo de la superficie. A continuación, se ha extendido una capa de zahorra y finalmente se ha construido un pavimento de hormigón.

Las lluvias caídas el pasado mes de enero provocaron grandes destrozos en el firme y el desprendimiento de tierra y piedras, lo que ha obligado a reparar el camino hasta el punto que permitía el hormigonado. De esta manera, en una futura actuación se eliminarán los argayos y se extenderá una capa de hormigón en el tramo en el que no se ha actuado ahora.

Instalación de sistema fotovoltaico en Ucieda

Por otra parte, la Consejería ha subvencionado la instalación de un sistema fotovoltaico aislado en el bar de la campa municipal de Ucieda.

Este establecimiento disponía de un sistema de producción de energía constituido por varias placas solares ubicadas en el tejado del edificio que le servían para el alumbrado del local y el funcionamiento de las máquinas. Sin embargo, la capacidad de generación era insuficiente, por lo que se han instalado cinco nuevos paneles solares de 235 watios pico cada uno.

Además, para almacenar la energía producida se han instalado 12 baterías de 2 voltios cada una (total 24 voltios) con una capacidad de 900 amperios y se ha montado un regulador para evitar una sobrecarga de las baterías y proteger la instalación.

Para realizar esta obra, el Ayuntamiento de Ruente ha obtenido una subvención de 9.156 euros por parte del Gobierno de Cantabria y la Unión Europea a través del Programa FEDER.