El Nansa se mueve para dinamizar la economía y el empleo en la comarca

El Nansa se mueve para dinamizar la economía y el empleo en la comarca

El Emcan analiza con la Mancomunidad acciones basadas en los recursos naturales de la zona y en sectores como el turismo o el socio-sanitario para crear puestos de trabajo

V. CORTABITARTEPuentenansa

El director del Servicio Cántabro de Empleo (Emcan), José Manuel Callejo, mantuvo un encuentro con los alcaldes y los representantes municipales que forman la Mancomunidad de municipios del Nansa (Herrerías, Lamasón, Polaciones, Rionansa y Tudanca) para promover el desarrollo socioeconómico del valle con acciones generadoras de trabajo y, de esta manera, fijar población en la comarca.

El presidente de la Mancomunidad y alcalde de Herrerías, Francisco Linares, que estuvo acompañado por el alcalde de Polaciones, Teodoro Ruiz, y los concejales de Lamasón y Rionansa, Manuel Seijo y Manuel Fernández, respectivamente, explicó la «difícil situación» que está atravesando la comarca al verse afectada por «un grave problema de despoblamiento», siendo hoy día la más envejecida de Cantabria.

Callejo destacó la contribución del Emcan a la generación de empleo local y dijo que en 2017 se crearon más de ochenta puestos de trabajo directos a través de distintos convenios con las corporaciones locales, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, en base a la inserción laboral de personas desempleadas que han realizado trabajos de interés general y social.

Una de las alternativas es promover escuelas taller relacionadas con el sector forestal

El director del Emcan planteó, entre otras, medidas formativas que sirvan de «dinamizadoras» de la economía local aprovechando los recursos naturales, culturales y paisajísticos del territorio.

En este sentido, se ha estudiado promover escuelas taller o talleres de empleo en base al potencial que existe en sectores como el forestal, dado que la Mancomunidad cuenta con algo más de 37.000 hectáreas de monte, de las cuales casi 32.000 son superficie forestal, estando arbolada menos de la mitad.

Desde la Mancomunidad se considera que una adecuada gestión de los espacios de monte, que incluya medias de conservación, mejora y puesta en valor de los recursos naturales, culturales y paisajísticos, pueden constituirse como un verdadero motor de desarrollo rural, contribuyendo a la cohesión territorial, actuando como herramienta para la fijación de población, creando empleo y mejorando el entorno social, económico y cultural del ámbito rural.

Además, existen otros sectores con gran potencial de crecimiento como los servicios en la rama socio sanitaria, en especial la atención a personas dependientes, los servicios orientados a la actividad turística o al ocio y el tiempo libre, planteándose un cierto repunte del sector de la construcción y la obra pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos