El PSOE de Mazcuerras acusa al alcalde de modificar un proyecto con informes desfavorables

Imagen de archivo del Ayuntamiento de Mazcuerras./Sane
Imagen de archivo del Ayuntamiento de Mazcuerras. / Sane

Celestino Fernández asegura que se ha ejecutado una obra diferente a la que había subvencionado el Gobierno regional

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEAMazcuerras

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Mazcuerras, Celestino Fernández, acusó ayer al equipo de gobierno a través de una nota de prensa de «aprobar dos modificaciones de obras con informes desfavorables del secretario-interventor», lo que, según el socialista, «podría constituir sendos delitos de prevaricación».

Fernández se refiere a las obras de asfaltado que se iban a llevar a cabo el municipio en base al Plan de la Consejería de Obras Públicas (el Gobierno de Cantabria subvenciona un 80% y el Ayuntamiento el 20% restante). El socialista asegura que, «en vez de trabajos de asfaltado, una vez recibida la subvención, se ejecutó una obra que no estaba en el proyecto y que no es de asfaltado, sino que consistía en soterramientos de servicios, saneamiento y temas de agua». Asegura además que las modificaciones en el proyecto se realizaron «una vez las obras ya habían sido ejecutadas», lo que «incumple la ley de contratos de las administraciones públicas».

Afirma también el portavoz socialista que los trabajos fueron ejecutados «sin seguir ningún tipo de expediente administrativo, es decir, sin haber sido adjudicadas previamente», algo que, a su juicio, «puede acarrear graves consecuencias al Ayuntamiento».

«Yo no he cometido ninguna irregularidad y la obra de asfaltado ya está terminada», asegura el regidor

Este proceder, continúa Fernández, «ha supuesto la paralización de las obras durante meses, con unos graves perjuicios para los vecinos, ya que parte del viario ha permanecido levantado en unas condiciones lamentables para el tránsito de personas y vehículos», afirma. Además, «algunas de las calles que iban a ser asfaltadas de Mazcuerras se quedarán como están, debido al exceso de obra que no se contemplaba en los proyectos aprobados en el pleno municipal». Los proyectos modificados «están sujetos a una subvención del Gobierno de Cantabria, regulada por un decreto, cuyo incumplimiento podría suponer la pérdida total o parcial de dicha subvención».

Por su parte, el alcalde de Mazcuerras, Francisco Javier Camino (PP), explicó que «yo no he cometido ninguna irregularidad y la obra de asfaltado está terminada», aseguró. «Si se ha roto alguna tubería en el transcurso la hemos arreglado, porque no la íbamos a dejar rota», insistió. «La oposición tan solo está aprovechando que es época electoral, pero la obra se ha llevado a cabo y Mazcuerras está asfaltada», aseguró para concluir el regidor.