Más de 1.100 afectados por la suspensión de Guetta se unen en una única demanda

Asistentes al concierto de Guetta en la campa al enterarse de la suspensión./Roberto Ruiz
Asistentes al concierto de Guetta en la campa al enterarse de la suspensión. / Roberto Ruiz

Las dos reclamaciones colectivas existentes hasta la fecha, con más de 500 perjudicados cada una, aúnan fuerzas para denunciar al promotor

ÁNGELA CASADO SANTANDER.

El concierto suspendido por David Guetta durante la Semana Grande sigue trayendo cola. Mientras organizadores y artista disputan su propia guerra sobre la devolución del caché y de los gastos de organización, los asistentes a la campa siguen sin recibir el importe de sus entradas. Pero no tiran la toalla. La primera demanda colectiva surgida del conflicto la lideró la abogada Marián Vidal de la Peña, que reunió a cerca de 400 demandantes en un primer momento y a la que se fueron uniendo más con el paso de los días. La semana pasada surgía una segunda petición, esta vez impulsada por Álvaro Sánchez-Pego, que representaba a 600 afectados. Después de conversar a lo largo de esta semana, ambos han decidido aunar fuerzas para llegar a un acuerdo y emprender acciones legales de parte de más de 1.100 personas.

De la Peña asegura que, antes de dar este paso, han tratado de emprender un nuevo acercamiento con la organización, la unión temporal de empresas La Campa, formada por Delfuego Booking y Heart of Gold. «No se les ha visto ninguna disposición», señala. Los dos abogados han definido ya la reclamación que presentarán en el juzgado, donde solicitarán al promotor un pago para cada afectado que incluya el importe íntegro de la entrada y una retribución por daño moral y perjuicios.

«Exigimos una cantidad igual al precio de la entrada como daño moral, que representa la frustración que han sentido los asistentes al concierto por el no cumplimiento del contrato con la UTE La Campa. También incluye el dinero desembolsado en el bar durante las seis horas que estuvieron allí, desde las siete de la tarde hasta la una de la madrugada, cuando se produjo el desalojo», explica Vidal de la Peña. La parte correspondiente con los perjuicios sólo afectará a las personas que se tuvieron que desplazar hasta Santander y corresponde a las facturas de hoteles y transporte.

Contra el promotor

La demanda colectiva se presentará contra la organización sin ninguna mención a David Guetta. «La relación contractual de los asistentes sólo involucra a los promotores, que son quienes han roto el acuerdo», aclara Vidal de la Peña.

Respecto a las recientes declaraciones del artista francés, que aseguraba hace varios días que se sentía «feliz» por ir a juicio y demostrar que ha devuelto el dinero, la abogada manifiesta que eso es «una disputa que no nos atañe». «Ellos tienen su discusión y nosotros la nuestra. Quienes pusieron el dinero fueron los asistentes y son los que todavía no lo tienen de vuelta». Insiste en que las demandas son independientes; por un lado están las personas que adquirieron las entradas y que no pudieron disfrutar del concierto y, por otro, los asuntos referentes al contrato entre Guetta y la UTE La Campa.

La abogada se siente optimista: «Representamos a un colectivo muy grande y tenemos un respaldo jurídico importante». La recogida de documentación se realizará hasta la semana que viene, «con la intención de poder organizarlo todo» y presentar la demanda antes de que acabe septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos