El Ayuntamiento sanciona a SIEC con 46.000 euros por el incendio del Museo de Arte Moderno

Imagen de archivo del día en que se incendió el museo./Sane
Imagen de archivo del día en que se incendió el museo. / Sane

Codelse, la otra empresa implicada, es penalizada con 1.138 y podría perder el contrato que le otorga el mantenimiento de todas las alarmas municipales

DM .
DM .Santander

El Ayuntamiento de Santander ha decidido sancionar a la empresa SIEC con 46.000 euros de multa, el 10% del importe del contrato, por incumplir no mantener activas las alarmas antincendios durante la obras que se estaban realizando en el edificio. En cuanto a Codelse, le ha impuesto una penalización de 1.138 euros por el incumplimiento del contrato que expiró el 20 de julio del año pasado y se está a la espera del informe del Consejo de Estado para resolver el contrato vigente desde el 21 de julio de 2017 para el mantenimiento integral de todas las alarmas municipales.

La Junta de Gobierno Local ha acordado este jueves adoptar esta medida, la máxima penalización posible, después de desestimar las alegaciones presentadas por la empresa al expediente sancionador abierto a raíz del incendio del espacio museístico.

El Consistorio explica en un comunicado que los informes de los técnicos municipales concluyen que «la empresa incumplió» la obligación de mantener los sistemas de alarma conectados durante los trabajos así como el deber de informar al Ayuntamiento de cualquier incidencia o aspecto relevante en relación a dichos sistemas.

El informe califica este hecho como incumplimiento «muy grave», al considerar que la decisión pudo agravar las consecuencias del incendio. Según ha recordado la concejala de Cultura, Miriam Díaz, la Junta de Gobierno Local acordó en julio de este año la apertura de sendos expedientes sancionadores a SIEC y a Codelse, que fueron trasladados a ambas empresas para que formularan las alegaciones oportunas.

Los expedientes se iniciaron a la vista de las conclusiones de la investigación abierta por el Ayuntamiento. Esta concluyó que durante las obras se desactivaron las alarmas antincendios y los sensores de humo sin conocimiento previo ni autorización del Ayuntamiento.

Los informes de los técnicos señalaban que la desactivación de esos dispositivos mermó la posibilidad de reacción y pudo agravar los daños ocasionados por el fuego que, a la llegada de los bomberos, estaba ya completamente propagado.

Los informes del Consistorio aseguran que SIEC, como contratista de las obras, tenía la obligación de mantener operativos durante los trabajos los sistemas de seguridad del edificio en materia de detección de incendios y robo. Sin embargo, según añade el Ayuntamiento, en el momento del incendio «no estaban operativos».

Codelse, por su parte, como responsable del mantenimiento de dichos sistemas de seguridad, debía emitir informes mensuales de sus tareas y comunicar cualquier incidencia, obligaciones que tampoco cumplieron. La sanción a SIEC se produce tras desestimar las alegaciones de la empresa, ha informado la concejala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos