Deba y Concejo Abierto critican a Puerto por autorizar nuevo pantalán flotante en Puertochico para uso del Club Marítimo

Deba y Concejo Abierto critican a Puerto por autorizar nuevo pantalán flotante en Puertochico para uso del Club Marítimo

Creen que se trata un proyecto «absurdo» que supone una «agresión innecesaria» a la Bahía

EP

La Plataforma en Defensa de la Bahía (DEBA) y el Concejo Abierto de Santander han acusado a la Autoridad Portuaria de permitir una «agresión injustificada» a la Bahía al autorizar el, a su juicio, «absurdo» proyecto de un gran pantalán flotante, de 966 metros cuadrados, frente a la bocana de Puertochico para el atraque de nueve embarcaciones deportivas del Club Marítimo.

«Es paradójico que el organismo responsable de velar por el bien común que es la bahía, sea precisamente el que autorice esta innecesaria agresión sin fundamento al paisaje de la misma», han censurado ambos colectivos en un comunicado.

Según han explicado, el proyecto autorizado es para la instalación de un nuevo pantalán flotante de 966 metros cuadrados y con capacidad para atracar 9 embarcaciones más.

Frente a la aprobación por parte de la Autoridad Portuaria de Santander de este pantalán en Puertochico, Deba y Concejo Abierto han señalado al Puerto que en la bahía de Santander también está el puerto deportivo de Marina del Cantábrico, que, según apuntan, tiene vacíos «gran parte» de los atraques para embarcaciones de más de 15 metros de eslora.

A su juicio, este hecho «hace injustificable» la colocación de una isla flotante de 996 metros cuadrados frente a Puertochico para conseguir nueve puestos de atraque destinados, según precisan, al uso de un club privado.

Además, se han quejado de que el proyecto «ha evitado la trasparencia informativa para eludir mejor la participación ciudadana«. Así, señala que en la publicación del Boletín Oficial del Estado de 15 de abril de 2019 se cita que el otorgamiento de la concesión administrativa al Real Club Marítimo de Santander, al sur de la dársena de Molnedo, será »con destino a la instalación de unos pantalanes flotantes para atraque de embarcaciones deportivas«, pero »sin dar detalle alguno de sus dimensiones o del impacto visual que produce«.

Sin embargo, apuntan que el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria en sesión de 24 de junio de 2019 acordó aprobar por 25 años una concesión al Real Club Marítimo, en la que sí se revelaban ya los detalles concretos del pantalán «gigante».

Por otra parte, Deba y Concejo Abierto han asegurado que el proyecto carece de informe de evaluación ambiental pese a afectar a un área, a su juicio, «tan sensible» como la dársena de Molnedo, que -dicen- «constituye una de las zonas más emblemáticas y visibles» de la Bahía.

Y en relación a los efectos colaterales que puede provocar esta actuación, Deba y Concejo Abierto creen que sería «recomendable» presentar un análisis detallado de cada uno de estos posibles cambios y evaluar su magnitud de impacto a corto y largo plazo.

Para estos dos colectivos, la Autoridad Portuaria está actuando, en este caso, «de manera reprobable, nada ejemplar e impropia de un organismo que debe estar al servicio del interés público«.

«En lugar de colaborar en la formación de una mesa de gestión integral de la bahía con participación ciudadana, que armonice y compatibilice usos diversos, sigue gobernando la Bahía a su capricho, priorizando las demandas de algunos particulares frente al interés general de todos los ciudadanos. Lo que constituye un insulto a la ciudadanía de Santander», han concluido.