«Ojalá no haya que hacer más minutos de silencio»

«Ojalá no haya que hacer más minutos de silencio»
Alberto Aja

Cantabria y Aragón celebran actos de condena del asesinato machista de Escalante

ÁLVARO MACHÍNSantander

En el Ayuntamiento de Zaragoza interrumpieron el Pleno para concentrarse. En La Muela (el municipio en el que Juan y Maruchi vivían antes de trasladarse a Escalante) hicieron lo mismo. Condena ante otro asesinato por violencia machista que se celebró también en las Cortes de Aragón. Allí y aquí, porque el Ayuntamiento de Santander convocó para guardar un minuto de silencio en memoria de la mujer asesinada. Como hacen con todos los casos y, esta vez, con el añadido de que el crimen tocó «más de cerca».

Fueron en torno a cuarenta personas. Concejales del Ayuntamiento de todos los partidos con representación, personal del Consistorio, de los grupos municipales... Estaba la alcaldesa, Gema Igual, y representantes de PSOE, PRC, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox (todos los portavoces municipales de las formaciones estuvieron presentes). A ellos se unió la consejera de educación, Marina Lombó. Callaron un minuto y aplaudieron después.

«Si es algo que no queremos que suceda nunca, en ningún municipio, hoy además nos toca más de cerca. En Cantabria», declaró Igual, que contó que ayer se puso en contacto con el alcalde de Escalante para trasladarle las condolencias desde el Ayuntamiento y poner en su conocimiento que hoy se celebraría este acto. «Una más y una más que no podemos tolerar. Todos debemos hacer algo y con Maruchi ya son 36 las mujeres que hemos tenido que contabilizar este año y que han dejado a 26 menores huérfanos. Volver desde las instituciones a recordar que ninguna santanderina, que ninguna cántabra, deje de estar alerta ante estas situaciones, que no deben consentirse. Hay que atajarlas antes de que lleguen y reaccionar como sociedad», manifestó la alcaldesa, que quiso recordar el teléfono 016 y puso a disposición de las víctimas los servicios sociales del Ayuntamiento. En este sentido, insistió en la existencia del punto integral de atención a las víctimas (en el centro de igualdad, en la calle General Dávila, 124), «donde se recibe información para ayudas y programas a los que acogerse». «Hay que luchar -concluyó- desde todos los frentes para que no haya ni una situación de maltrato y ojalá no haya que hacer más minutos de silencio».

Concentración para esta tarde

Al acto también asistieron representantes de la Comisión 8 de Marzo, que esta tarde han convocado también un acto de condena. Será a las siete de la tarde también en la Plaza del Ayuntamiento de Santander. Su portavoz, Ana Bolado, aclaró que son, en realidad, más de 36 mujeres asesinadas porque no se han contabilizado algunos casos. Y puso dos como ejemplo. «Una chica de 17 años que la pegó veinte puñaladas su novio» y el de «Laura Luelmo, que no mantenía ninguna relación afectiva con el asesino, que la estaba vigilando cada vez que iba a hacer deporte». «Esa es una de las cosas que debe modificar nuestra ley. Necesitamos un gobierno, que se pongan a trabajar y que se ocupen de la vida de las mujeres y las niñas, que somos más de la mitad de este país. La ley, que ha sido estupenda y un avance estupendo para las mujeres, ahora mismo no es suficiente y no contempla todos los supuestos. No siempre hay una relación afectiva entre el asesino y su víctima, y eso lo tenemos que reconocer porque luego hay que proteger a las víctimas que quedan».

El suceso de Escalante