Los sindicatos denuncian la escasez de policías locales en Santander

Los sindicatos denuncian la escasez de policías locales en Santander
Javier Cotera

Advierten del cansancio de la plantilla que representa, denuncian, casi la mitad de la que fija la ley

DM .
DM .Santander

Los principales sindicatos en la Policía Local de Santander han denunciado la falta de personal en este cuerpo, que según dicen esgrimiendo la ley, cuenta con casi la mitad de agentes de los que debería tener. Una situación que lleva al «cansancio» de la plantilla y de la que responsabilizan al equipo de Gobierno y al concejal del área, Pedro Nalda, «que ha sido incapaz de dotar a este cuerpo policial de un número mínimo de efectivos suficiente para poder prestar los servicios que requieran los más o menos 174.000 santanderinos y los visitantes de la ciudad».

Los sindicatos APLB, CSIF, SIEP y FEPUSO, que representan casi al 90% de la plantilla, responden así al concejal que ha reaccionado a su decisión de no hacer horas extras en protesta responsabilizándoles, lamentan, de lo que pueda pasar en la ciudad. Su argumentación se basa en la falta de personal y medios. Primero, denuncian que mientras en 2009 patrullaban las calles en cada turno unos 48 efectivos entre policías y agentes de movilidad, hoy son 18 «el mejor de los días», una situación que «se ha vuelto algo insostenible». Según los sindicatos, la falta de personal ha llegado a afectar a la salud de los policías que «no dan abasto» a atender los requerimientos ciudadanos. La ley establece que debe haber 1,5 agentes por cada 1.00 habitantes, lo que en Santander se traduciría en una plantilla de 261 policías, pero únicamente hay 156.

En cuanto a los medios, han recordado que hace más de dos años que no funcionan los sistemas de comunicaciones, algo «tremendamente grave» que afecta a la seguridad de los agentes y de los propios ciudadanos, pues los primeros «no pueden recurrir a sus emisoras para solicitar una ambulancia o apoyo en situaciones peligrosas».

Por otra parte, le recuerdan al concejal que algunas de sus reivindicaciones tienen más de diez años y muchas de ellas reclaman «un trato igual que al de otros funcionarios del mismo Ayuntamiento», ya que se sienten «discriminados».

«Esto no es una cuestión de ganar más dinero, sino de justicia y de dignidad ¿Se pueden imaginar los ciudadanos hasta qué punto llega el hartazgo de los policías y agentes de movilidad que están dispuestos a no ganar dinero haciendo horas extras?», han apuntado en una nota de prensa, censurado como «inaceptable» que Nalda «no se haya siquiera sentado a negociar las reivindicaciones», que según los sindicatos «desoye».

Entre las cuestiones que denuncian APLB, CSIF, SIEP y FEPUSO es la falta de valoración al trabajo que realiza la plantillla, a la que, aseguran, se les deniegan permisos o se les dificulta la formación y cuando estos utilizan su tiempo libre para realizar cursos se les impide completarlo si coincide con turnos de trabajo.

Recuerdan que en una asamblea a la que acudió «gran parte de la plantilla», antes de las elecciones se pedían «manifestarnos en la calle por la grave situación».