La tercera fase de la mejora de la presión del agua en General Dávila costará un millón de euros

El proyecto se centra en mejorar la presión del agua que abastece a la zona de General Dávila./Roberto Ruiz
El proyecto se centra en mejorar la presión del agua que abastece a la zona de General Dávila. / Roberto Ruiz

El proyecto, que se puso en marcha en 2008, abordará ahora el tramo comprendido entre la calle Universidad y Miranda

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

El Ayuntamiento de Santander invertirá un millón de euros en la mejora de la presión del agua en la calle General Dávila, en concreto en el tramo comprendido entre la calle Universidad y Miranda. Se trata de la tercera fase del proyecto que echó a andar en 2008 con el objetivo de «solucionar los problemas de presión que sufrían numerosos usuarios ubicados en una de las zonas más altas de la ciudad», explica el concejal de Medio Ambiente, José Ignacio Quirós.

La primera fase del proyecto, dependiente de la iniciativa europea de Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, se desarrolló entre Pronillo y Dávila Park; la segunda fase, concebida como una continuación de la anterior, discurrió entre Dávila Park y su intersección con la calle Universidad; y ahora, la tercera, completará los trabajos hasta el Alto de Miranda. En este caso, el ámbito de mejora de la presión es de 343.000 metros cuadrados delimitado por las calles Simón Cabarga, Menéndez Pelayo, Avenida de los Infantes y Universidad.

Entre las actuaciones concretas a desarrollar, cuyo plazo de ejecución se ha previsto en seis meses, destaca la instalación de un grupo de presión en la cámara de llaves del depósito de Avellano; la colocación de una tubería de distribución por la zona del aparcamiento izquierdo de la calle General Dávila hasta el Alto Miranda en una longitud de más de 700 metros; o la ejecución de una tubería de 200 metros por la calle Universidad. Asimismo, se proyectarán dos acciones adicionales en la calle Simón Cabarga mediante una tubería frente a los números 2 y 4 y frente al número 6, por la mano opuesta, para conectar sin presión al edificio número 37 de la Avenida de los Castros. También se efectuarán actuaciones para mejorar sobrepresiones con la instalación de válvulas reductoras de presión, nuevas conexiones en red e instalación de una microturbina que se ubicará en la Bajada de la Encina con Fernando de los Ríos.

Problemas

Los trabajos permitirán la instalación de nuevos mecanismos que reducen el consumo energético del ciclo del agua de las viviendas, promoviendo la sustitución de equipos antiguos con mecanismos y tecnologías más eficientes. Debido a las características urbanísticas de la zona de General Dávila, hay un gran número de edificios que no pueden abastecerse directamente de la red con presión suficiente, por lo que en numerosos casos disponen de depósito de alimentación y grupo propio, lo que hace necesario suprimir los mismos y dotar a todos los usuarios de la zona «de una presión de servicio adecuada a sus necesidades».

 

Fotos

Vídeos