Transportes rediseña por completo el vestíbulo de la estación de autobuses

Las escaleras de acceso a la dársena se mantendrán en su estado actual. /Javier Cotera
Las escaleras de acceso a la dársena se mantendrán en su estado actual. / Javier Cotera

El Gobierno invertirá 723.773 euros en trasladar las taquillas de venta de billetes a la derecha del acceso principal, se hará una nueva cafetería y otro acceso desde la plaza

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

El proyecto de remodelación del vestíbulo de la Estación de Autobuses de Santander, obra que la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio ha sacado a licitación con un presupuesto base de 727.773 euros, contempla la redistribución de todos los usos existentes en ese espacio «en atención a las exigencias de los usuarios».

En eso incide al menos la memoria del proyecto, que enfoca los trabajos en la planta baja del edificio y, con los planos encima de la mesa, sugiere una profunda transformación del vestíbulo que llevará alrededor de seis meses. El acceso principal continuará por las calles Navas de Tolosa. Tampoco variará la entrada a las plantas inferiores, donde se encuentran los andenes, que se mantiene por una doble escalera y dos escaleras mecánicas, una de subida y otra de bajada. Se creará una nueva puerta por la plaza posterior -en fase de remodelación-, que se coloca en la parte que actualmente ocupa el viejo quiosco.

El proyecto ideado por el director general de Transportes, Felipe Piña, proyecta organizar la zona de taquillas de expedición de billetes en una única zona del vestíbulo -ahora está a ambos laterales de la entrada principal- , justamente en la parte norte que queda situada en la derecha según el acceso principal, mucho más modernizada y adaptada para personas con movilidad reducida. Se situarán en esa zona cuatro taquillas para atención al público, dos de ellas adaptadas a personas con discapacidad. Y en el lateral se situarán todas las máquinas de expedición electrónica de billetes. Al lado se ubicará también una oficina de información general de transportes. El objetivo es concentrar en el mismo espacio toda la parte destinada a expedición de billetes que actualmente está muy dispersa por todo el vestíbulo.

Instalaciones

En la parte sur del hall, a la izquierda del acceso principal se creará una nueva cafetería, en una zona totalmente separada y aislada del resto del vestíbulo, formada por unos aseos adaptados, una cocina, barra-mostrador y zona de mesas y sillas. Justo al lado se abrirá una nueva oficina turística.

La pretensión del proyecto es darle un cambio total a la imagen interior del vestíbulo, procurando dotarle de mucha más luminosidad y claridad interior. Ésta ha sido una premisa importante en la elaboración del proyecto, disponer de la máxima luz natural en el interior del vestíbulo, con lo que se optará por colores y tonalidades claros en los acabados interiores del suelo, techos y paredes.

Se procederá a cambiar todo el pavimento interior colocando uno nuevo formado por losas de granito nacional pulido y abrillantado, del modelo azul platino. El falso techo también se cambiará por completo, colocando uno nuevo formado por listones de tablero fenólico. Paralelamente, también se aprovechará para renovar todo el sistema de vigilancia por cámaras de seguridad, la red de comunicaciones y el sistema de aire.

Un nuevo parque infantil

Este proyecto se completa con la reforma de la plaza exterior sobre las estaciones y el acondicionamiento de las paradas de autobús de la calle Calderón de la Barca. La actuación pretende mejorar el aspecto general de la plaza y su entorno, dotarle de mejores accesos mediante rampas y conseguir que sea usada por los numeroso vecinos del barrio que, en la actualidad, no acuden a esta superficie de más de 800 metros cuadrados porque no les resulta atractiva. Por ello se ha decidido, entre otra otras cosas, instalar juegos infantiles.

El equipamiento del parque estará formado por columpios de dos asientos y cesta, juego de muelle y juegos combinados de tres torres, paso elevado y tobogán. El pavimento será drenante para evacuar las aguas de lluvia. Y habrá diez bancos con respaldo de listones de madera tropical. Para acabar, se realizará la limpieza general de toda la superficie mediante chorro de agua a presión y detergentes químicos para, posteriormente, aplicarle un tratamiento de impermeabilización de baldosas y barniz antideslizante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos