El viento sur frustra el aterrizaje en Santander del vuelo procedente de Barcelona

Un vuelo de Vueling, apunto de aterrizar en el Severiano Ballesteros. /Alberto Aja
Un vuelo de Vueling, apunto de aterrizar en el Severiano Ballesteros. / Alberto Aja

El avión ya acumulaba más de una hora de retraso por un fallo europeo en los sistemas de control aéreo | 107 pasajeros han sido devueltos a El Prat y otros 161, que aguardaban embarcar en el Severiano Ballesteros, se han quedado en tierra

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Tanto ha soplado el viento sur esta tarde de martes en Santander (se han registrado rachas hasta de 82 km/h) que ha frustrado el aterrizaje del Airbus A320 de Vueling, procedente de Barcelona, que pretendía tomar tierra en el Severiano Ballesteros a las 18.40 horas. En total, 107 pasajeros vieron la ciudad de destino desde lo alto y fueron informados de que las condiciones meteorológicas obligaban a regresar al aeropuerto de El Prat.

«La otra alternativa hubiera sido haber intentado el aterrizaje en el aeropuerto de Bilbao; pero allí las cosas estaban igual o peor», según informan fuentes de la compañía aérea. De hecho, ha sido en Bilbao donde también se ha cancelado otro aterrizaje, el del vuelo procedente de Gran Canaria.

En el aeropuerto santanderino se quedaron también los 161 pasajeros que pretendían tomar su vuelo hacia Barcelona en ese mismo avión. «La compañía atenderá a todos ellos», ha informado Vueling.

Fallo de Eurocontrol

El viento fue un contratiempo más después del caos generalizado que se ha vivido esta jornada de martes en los cielos europeos. Porque un fallo técnico en los sistemas de control de la Organización Europea para la Seguridad y la Navegación Aérea (Eurocontrol), ha provocado retrasos en muchos vuelos.

El avión desviado en Santander debía haber salido de Barcelona a las 16.00 horas y finalmente emprendió el vuelo a las 17.20 horas. Para colmo, después de este retraso el viento sur frustró también la llegada al destino.

Por lo pronto, los pasajeros devueltos a Barcelona serán alojados en un hotel hasta poder reubicarlos en un nuevo vuelo previsto para este miércoles. «Hay vuelo directo a Santander a las 16.00 horas, pero la idea es ofrecerles vuelos más tempranos, para resolver el problema lo antes posible», confirma la compañía. Por eso la posibilidad es viajar hasta Bilbao a primera hora de la mañana, porque este miércoles Vueling tiene siete rutas aéreas desde Barcelona hacia el País Vasco. «Una vez allí se habilitará un transporte por carretera para conducir a los pasajeros a su punto de destino, en Santander».

Aunque las condiciones meteorológicas no se contemplan como un contratiempo que sea responsabilidad de la compañía, «Vueling pide disculpas por los trastornos causados y además ofrece cambios gratuitos de billetes para los próximos 15 días. Si algún pasajero quiere cancelar el vuelo y que se reembolse el dinero, también podrá hacerlo».