Amazon te deja los paquetes en el maletero del coche

Uno de los coches de Volvo que empezarán a trabajar con Amazon./Volvo
Uno de los coches de Volvo que empezarán a trabajar con Amazon. / Volvo

La multinacional se alía con Volvo para entregar sus productos sin la presencia del conductor de una forma «segura»

INNOVA+Madrid

Amazon y Volvo se han unido para permitir que sus usuarios no tengan que preocuparse de recoger los paquetes que compran en el gigante del ecommerce y que cuando arranquen sus coches parece que salgan del supermercado.

Para ello, las dos compañías han unido sus tecnologías. Por un lado, Volvo On Call y, por otro, Amazon Key. Los usuarios deben vincular su cuenta de la app de la firma sueca con la de Amazon Prime y seleccionar la opción de entrega 'En el automóvil' a la hora de efectuar el pago.

Una vez hecho esto, deberá estacionar su vehículo en un área cercana a la dirección de entrega establecida para que el repartidor deposite el paquete dentro del horario programado. El cliente será notificado cuando se complete la entrega y el automóvil será cerrado de forma «segura».

«Simplicar la experiencia del cliente es fundamental para la visión digital de Volvo. Recibir un paquete de manera segura en su automóvil, sin tener que estar allí, es algo que creemos que muchas personas apreciarán», explica el director de Digital de Volvo, Atif Raq.

Por el momento, el servicio solo estará disponible en 37 ciudades de Estados Unidos, aunque aseguran que lo ampliarán «a lo largo del tiempo».

Desde Amazon España aseguran a Innova+ que en nuestro país «no está disponible este servicio» y Amazon tiene por política «no adelantar planes de futuro».

No obstante, la seguridad es una de las grandes preguntas que plantea este tipo de proyecto y que muchos usuarios ponen en duda. La compañía de Jeff Bezos señala que este sistema está equipado con seguridad que no pone en peligro la privacidad ni la vida de sus clientes.

Tecnología Amazon Key

Estos sistemas permiten que cuando un repartidor solicita el acceso al coche de un cliente, la empresa tiene que verificar mediante un proceso de autentificación encriptado que el mensajero está autorizado. Para ello comprueban que el repartidor se encuentra en la localización adecuada y que va hacer entrega del paquete que le corresponde al usuario.

Esta tecnología es Amazon Key y que la firma de comercio ya usa para los pedidos a domicilio donde el propietario no se encuentra. Este sistema digital permite al repartidor abrir el maletero del vehículo, depositar el pedido y luego volver a cerrar el coche. La aplicación, por su parte, notifica a los clientes que hayan contratado el servicio todos los pasos clave del proceso y avisa de que la puerta del coche ha sido cerrada correctamente tras la entrega.

 

Fotos

Vídeos