Los empleados de Whatsapp se hacen de oro por Facebook

Los empleados de Whatsapp se hacen de oro por Facebook

La venta de la app en 2014 permitirá a los trabajadores ingresar 50 millones de dóalres

J. A. GONZÁLEZ

Hace cuatro años, el mundo de la tecnología comenzaba a asomarse a los robots y la inteligencia artificial. El Internet de las Cosas ya era una realidad y las impresoras 3D ya eran un producto más o menos asequible para la población.

Sin embargo, aquellos doce meses quedaron marcados desde el principio por una noticia empresarial: Facebook asaltaba la banca y a golpe de talonario se hacía con Whatsapp. “Es una gran compañía y es una gran adquisición para nosotros. Alrededor de 500 millones de personas aman enviar mensajes por Whatsapp y es la aplicación que más atracción tiene desde hace mucho tiempo”, explicaba Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en el Mobile World Congress de 2014.

Días antes de esas declaraciones, el regulador de los mercados estadounidenses (SEC por sus siglas en inglés) registraba el 19 de febrero una operación por la que la red social pagaba 19.000 millones de dólares. “Por si sola vale más de 19.000 millones de dólares. Me refiero a que es difícil ahora porque todavía tienen pocos ingresos en comparación con ese número, pero la realidad es que hay pocos servicios que lleguen a mil millones de personas en el mundo. Podría estar equivocado, quiero decir que existe la posibilidad de que un servicio llegue a mil millones de personas y acabe en nada tan valioso, pero no creo que lo esté”, aseguraba Zuckerberg en aquel mes de febrero.

No se equivocó. Por aquel entonces Whatsapp solo contaba con 465 millones de usuarios, cuatro años más tardes esa cifra supera los mil millones. ¿Operación exitosa? Según esas palabras, sí.

Sin embargo, las criticas arreciaron con fuerza a Zuckerberg por ese desembolso millonario, solo dos años antes pagó 1.000 millones por Instagram. Una operación arriesgada para Facebook, que le ha salido bien, pero redonda para los fundadores y trabajadores de Whatsapp. “¿Sabes? Todo el mundo me pregunta sobre esta negociación y qué pasó… No fue nada sexy, fue más una negociación sobre la visión de ambas compañías y cómo construir un buen producto”, comentaba Jan Koum, también en ese MWC de 2014.

Operación redonda por la que Whatsapp recibió en efectivo 4.000 millones de dólares y más de 183 millones de acciones de Clase A de Facebook por valor de 12.000 millones de dólares. En aquella fecha, según la SEC se tomó como referencia el 18 de febrero de 2014, los títulos de la red social cotizaban a 62,26 dólares.

En esta compra, Whatsapp y Facebook acordaron entregar 45,9 millones de acciones de la red social a los apenas 50 trabajadores de la app de mensajería instantánea. Un intercambio valorado en 3.000 millones de dólares (62,26 dólares acción en febrero de 2014), pero con una letra pequeña. Para recibir esos títulos, Facebook exigía una ‘permanencia’ de cuatro años en la corporación.

Esos cuatro años, cumplen el próximo mes de febrero. Ahora, los títulos de la red social cotizan en Wall Street en 179,37 dólares y esos 45,9 millones de acciones valen 8 billones europeos de dólares. Un negocio jugoso para Facebook y, sobre todo, para los trabajadores de Whatsapp.

 

Fotos

Vídeos