Calderón abandona el PP y todos sus cargos por su «profundo malestar y disgusto» con Génova

Calderón abandona el PP y todos sus cargos por su «profundo malestar y disgusto» con Génova

El diputado regional y concejal en el Ayuntamiento de Torrelavega asegura que su confianza con el partido «se quebró por completo» el día en que desde Madrid designaron a Ruth Beitia como candidata a la Presidencia

DM .
DM .Santander

Ildefonso Calderón ha confirmado este martes su decisión de dejar sus cargos como diputado regional y concejal en el Ayuntamiento de Torrelavega, además de abandonar el Partido Popular. Una posibilidad que ya avanzó en enero, tras la decisión de la dirección nacional del partido de designar a Ruth Beitia como candidata autonómica al Gobierno.

La presidenta regional del partido -ahora sustituta de Beitia de cara a las elecciones de mayo-, María José Sáenz de Buruaga, le pidió entonces «un tiempo adicional de reflexión antes de adoptar decisiones irreversibles». En atención a ella, el portavoz del PP en Torrelavega declaró que su resolución estaba tomada «al 99%», y que «el 1% restante sería objeto de meditación hasta los primeros días de febrero».

Finalmente, ha confirmado este martes que esta semana realizará los trámites necesarios para causar baja en el Ayuntamiento y en el Parlamento.

El exalcalde recuerda que la razón de su decisión inicial, que ahora «toma al 100%», fue su «profundo malestar y disgusto» por la actitud de la dirección nacional del PP en relación con la candidatura autonómica de Cantabria de Ruth Beitia.

«Se pasó por encima de la sensibilidad y la voluntad de toda una región, en un ejercicio de autoridad arbitraria que no me pareció justificado ni legítimo. Para mí se quebró ese día por completo la confianza en una organización que osaba actuar tan alocadamente en cosas de tanta trascendencia para cientos de miles de cántabros», explica.

Calderón puntualiza que «no ha existido ninguna rectificación de Génova», porque si la persona inicialmente seleccionada, la exatleta Ruth Beitia, no hubiera presentado su renuncia por motivos personales y familiares, «aún sería la candidata apoyada desde Madrid y se intentaría que la sociedad de Cantabria, y dentro de ella la de Torrelavega, comulgase con ruedas de molino». En su opinión, a Sáenz de Buruaga, «se le ha causado un innecesario perjuicio, que no merecía».

Calderón explica que «el tiempo añadido de reflexión me ha servido para percibir aún más nítidamente que sus deseos de transformación y crecimiento de Torrelavega ya no pueden desarrollarse como hasta ahora». «Son precisos nuevos instrumentos para dar cauce a los acuciantes anhelos de cambio que se palpan en las calles de Torrelavega. Entré en política siguiendo esos anhelos, y no los voy a canjear ahora por el confort de la inercia», apostilla el exalcalde, que advierte a todos los estamentos políticos locales, regionales y nacionales: «Torrelavega está hartísima y les va a dar un buen toque de aviso el día 26 de mayo si no rectifican».

Calderón avisa de que «lo que tenga que hacer por Torrelavega, sea individualmente como vecino o colectivamente como participante en proyectos de diversa índole, ya no lo debo hacer desde el Partido Popular».

Tras recordar que por dos veces consecutivas su candidatura fue la más votada en el Consistorio, afirma que se siente «en deuda de gratitud con mi querida ciudad» y, que aunque «regresa plenamente al ejercicio de la medicina», «me comprometo a corresponder a las necesidades de Torrelavega allí donde esta me lo demande, porque su futuro es también el de mis convecinos y mi propia familia, y nada de Torrelavega me puede resultar ajeno».

Su sustituto en el Parlamento

Miguel Ángel Lavín, que fue diputado del PP en la anterior legislatura, es el siguiente en la lista al Parlamento de los populares, después de María Antonia Cortabitarte, por lo que podría regresar a la Cámara regional tras la renuncia de Ildefonso Calderón.

Lavín, veterinario de profesión y también ex secretario general del PP en Castro Urdiales, ocupaba el puesto número 16 en la candidatura del PP a las elecciones autonómicas de 2015, justo por delante del ex diputado Carlos Bedia, que ha sido expulsado del partido, y de la senadora Esther Merino.

Nacido en Castro Urdiales en 1966, Lavín se licenció en veterinaria por la Universidad de León y ejerce su profesión en esta localidad, en cuyo ayuntamiento fue concejal en la legislatura 1995-1999.