Homenaje a los nonagenarios

María López Fernández, de 101 años, recibe un ramo de flores de manos de López Ormazábal./Luis Palomeque
María López Fernández, de 101 años, recibe un ramo de flores de manos de López Ormazábal. / Luis Palomeque

La Fundación Asilo clausuró este miércoles los actos celebrados con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

La Fundación Asilo de Torrelavega rindió ayer homenaje a los residentes mayores que a lo largo de este año han cumplido 90 años, un emotivo acto con el que cerró las actividades del Día Internacional de las Personas Mayores. En total son 49 las personas residentes en la Fundación que sobrepasan los 90 años, y 35 los mayores que han llegado a esta cifra este año, y a los que ayer se entregó un obsequio. Como cada año, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, presente en el acto, agradeció y reconoció el trabajo y la labor que han realizado las personas mayores, por lo que ha señalado que la sociedad «tiene una deuda con ellos» y ha pedido a cambio que se les trate «con cariño y dignidad». Tras reconocer que también es la conmemoración de su día, como persona mayor que es, el jefe del Ejecutivo cántabro destacó que lleva más de 40 años asistiendo a los actos de la Fundación Asilo y reconoció su labor social «impagable». Según dijo, cuenta con una plantilla profesional «con el plus de trabajar con vocación, cariño y atención».

«Eso se traslada a la gente que vive y acude aquí», ha dicho Revilla, quien ha añadido que esa atención «es una terapia que no se vende en farmacias» y demuestra su especial generosidad.

El presidente acudió a visitar a las personas mayores homenajeadas que no han podido asistir y han tenido que permanecer en las habitaciones del centro por problemas de movilidad. A esta celebración también asistieron la vicepresidenta de Cantabria y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos; el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, así como el presidente de la Fundación Asilo, Luis López Ormazábal.

En su intervención, Díaz Tezanos valoró el trabajo de la Fundación en favor de las personas dependientes y los mayores y ha trasladado su admiración por el coraje y esfuerzo demostrado en momentos complicados por sacar adelante a sus familias. Por su parte, el alcalde de Torrelavega apuntó el especial cariño del personal que realiza su labor en la Fundación Asilo para que los mayores se encuentren en las mejores condiciones. Durante el acto se hizo una mención especial a María López Fernández, una residente centenaria, a la que se le ha hecho entrega un ramo de flores al cumplir los 101 años.

 

Fotos

Vídeos