Un informe del Gobierno echa el freno al desarrollo del PSIR de Las Excavadas

Un hombre camina junto a la zona en la que se pretende construir el parque empresarial de Las Excavadas. /Luis Palomeque
Un hombre camina junto a la zona en la que se pretende construir el parque empresarial de Las Excavadas. / Luis Palomeque

Los técnicos aseguran que se ha pasado de una actuación dirigida a I+D+i a una propuesta industrial convencional «con cabida para todo tipo de usos»

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Un informe técnico del Gobierno de Cantabria sobre el proyecto del Plan Singular de Interés Regional (PSIR) del parque empresarial y tecnológico de Las Excavadas alerta de algunas carencias en la documentación presentada a la hora de justificar la necesidad de ocupación de suelo y el emplazamiento elegido y advierte de una «aparente desviación» sobre la motivación inicial de la actuación.

En concreto, el escrito remitido por el Servicio de Planificación y Ordenación Territorial, y firmado por los técnicos Soledad Rodríguez Leal y Ángel de Diego Celis, señala que falta un estudio adecuado desde la perspectiva del paisaje, de las diferentes alternativas de emplazamiento, que incorpore la integración de la actuación en el territorio y el medio urbano, así como las características del propio espacio que se genera. Según fuentes del Gobierno, el proyecto ha sido rechazado por Medio Ambiente y el objetivo a partir de ahora es «volver a empezar de nuevo».

El informe, dirigido a la Dirección General de Ordenación del Territorio, se redacta con carácter previo a la petición de informes sectoriales para poner en conocimiento del promotor «deficiencias» en la documentación aportada para su posible subasanación.

Entre los aspectos que se citan en las conclusiones, figuran los «cambios» sobre la motivación inicial de la propuesta para la Declaración de Interés Regional ya que se ha pasado, según señala, «de una actuación dirigida principalmente a actividades de I+D+i a una propuesta industrial convencional con cabida de todo tipo de usos. «La actividad científica y tecnológica, que se presentaba como vertebradora fundamental de la propuesta recogida en el documento base para la Declaración de Interés Regional solo representa en la propuesta presentada el 5,95% de los usos», apunta.

El informe señala que, como punto de partida, «resulta necesario» que el documento presentado motive la adecuación de la propuesta respecto a la memoria inicial de la Declaración de Interés Regional «habida cuenta de la aparente desviación manifestada en este informe». Además, apunta que se debe incluir un estudio de necesidades que «justifique el tipo de actividades económicas que se requiere implantar, con el objeto de comprobar la correcta adecuación a los fines de la Declaración de Interés Regional».

Necesidad de superficie

Asimismo, el escrito también indica que se deberá justificar la necesidad de superficie requerida -52 hectáreas- para actividades económicas, desglosadas según las demandas de uso o tipo concretas. Además, «se ha de motivar, además de la necesidad, la idoneidad del emplazamiento elegido, teniendo en cuenta las necesidades resultantes de cada tipo de uso y el contexto territorial en que se pretenda su localización» ya que se «ha de considerar el suelo disponible existente y clasificado». En el caso del PSIR objeto del informe, se detalla que de la parcelación recogida en la propuesta se puede deducir la existencia de zonas diferenciadas, lo que, según señala el informe, «parece que bien pudiera ser susceptible de un acomodo territorial en diversos ámbitos». De hecho, apunta a que pudiera resultar «innecesaria, incluso inconveniente, la agrupación como un único ámbito». Además, cree que pueden existir también «usos que encuentren perfecto acomodo en los suelos ya disponibles o clasificados por los instrumentos de planificación».

Por todo ello, considera que «es necesario un análisis pormenorizado de la idoneidad en cuanto a dónde y cómo se han de localizar las previsiones de suelo puesto que tiene una evidente repercusión en la optimización de posibles ventajas y sinergias ente los nuevos usos y la ciudad, en la accesibilidad y movilidad, en las afecciones a recursos como el suelo, el impacto sobre el territorio, el paisaje, el medio ambiente, el cambio climático, etc». También, cuestiona el estudio de alternativas presentado en la documentación y señala que las dos opciones presentadas «se consideran escasas ya que se desarrollan en el mismo ámbito y con la misma superficie, sin evaluar la posibilidad de desarrollarse en otros enclaves». «El área se valora de forma individual, no presentando in valor ambiental relevante como para impedir su desarrollo o elegir por otra ubicación. Por lo tanto, no existen alternativas», dice.

El PP pide explicaciones a PSOE y PRC «por cargarse» el proyecto

El Grupo Popular ha pedido explicaciones a la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos (PSOE), y al consejero de Medio Rural, Jesús Oria (PRC), por «cargarse» el Parque Empresarial y Tecnológico de Las Excavadas. El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Ildefonso Calderón denuncia que tres años y tres meses después de que el consejero de Industria, Francisco Martín (PRC), dijera en Torrelavega que Las Excavadas era una «prioridad absoluta» del Gobierno PRC-PSOE, «lo único que hay son informes contrarios del propio Gobierno». El diputado regional ha pedido explicaciones «inmediatas y completas» a Díaz Tezanos y Oria, y ha acusado a socialistas y regionalistas de «cargarse el parque empresarial y tecnológico de Las Excavadas».

Por otro lado, la Asamblea ciudadana en Defensa de Las Excavadas ha asegurado que el informe técnico evidencia «la inconsistencia» de los argumentos del Ayuntamiento de Torrelavega para promover el parque empresarial. El portavoz del colectivo, Alejandro Pérez, ha asegurado que este informe preliminar «es demoledor» y pone de manifiesto «diversas deficiencias» en el proyecto que se pretende ejecutar.

Entre ellas, Pérez se ha referido a la «falta de justificación» de la necesidad de suelo industrial para el desarrollo del «macropolígono», ya que se alude a «una demanda genérica» de parcelas para acoger diversas actividades económicas, aunque sin motivar de forma adecuada esa necesidad. En este sentido, el portavoz del colectivo detalla que los técnicos alertan sobre que la actividad científica y tecnológica, que es la vertebradora del proyecto, sólo representa el 5,95% de los usos.