El Serca embellecerá la ciudad con jardines verticales a partir de la próxima primavera

Pablo Ruiz, técnico del Serca, muestra el prototipo de jardín vertical. /L. Palomeque
Pablo Ruiz, técnico del Serca, muestra el prototipo de jardín vertical. / L. Palomeque

Desarrolla un nuevo sistema que consiste en la instalación de estructuras con celdillas en espacios en los que el jardín tradicional no es posible, como muros y fachadas

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

El centro especial de empleo Serca, servicio municipal encargado del mantenimiento de las zonas verdes en Torrelavega, va a desarrollar en la ciudad a partir de la próxima primavera un nuevo sistema diseñado para la creación de jardines verticales, tanto en instalaciones exteriores como interiores. Se denomina Biofiver y está formado por una estructura modular, con la particularidad de que la parte frontal está completamente rellena de sustrato, permitiendo el desarrollo completo de las raíces de las plantas y favoreciendo un crecimiento natural y la biofiltración.

La directora del Serca, Maite González León, explicó ayer durante la presentación que el objetivo es proporcionar a Torrelavega servicios de calidad, embellecer la ciudad y formar a los trabajadores del centro en nuevos sistemas para facilitar su integración en el mercado laboral. Respecto a Biofiver, dijo que es un sistema para la instalación de jardines en espacios donde «el jardín tradicional no es posible». «Son estructuras tridimensionales de celdillas de polietileno que poseen dos partes –señaló–. Una está rellena de tierra y otra permanece vacía generando un espacio hueco para la circulación del aire. Entre las dos capas se coloca una tela hidrófila para la distribución trasera del riego. La capa exterior es de tierra estabilizada, que permite el desarrollo de raíces superficiales».

Maite González añadió que estos módulos tridimensionales se cuelgan de una estructura metálica de acero galvanizado o aluminio. El peso del panel es de 13 kilos y en él pueden desarrollarse entre 6 y 12 plantas. El consumo de agua en días de mucho calor es de unos ocho litros por metro cuadrado. La directora del Serca destacó las ventajas sobre otros sistemas, como el hidropónico: «Menor dependencia del agua, menor dependencia de fertilizantes, menor mantenimiento y menor o nula dependencia de sistemas informatizados o controles electrónicos». «Se trata de estructuras vegetales que favorecen la descontaminación del aire y el embellecimiento del ambiente en lugares donde los jardines convencionales no se puede establecer, como muros, techos, terrazas, columnas...».

El municipio tendrá un plan de gestión para las zonas verdes

El concejal de Medio Ambiente ha recordado que su departamento tendrá redactado antes de finalizar el año el primer Plan de Gestión de Zonas Verdes de la ciudad. Se trata de una herramienta de la que pretende dotarse el Consistorio para mejorar la planificación y diseño de las zonas verdes y ajardinadas, estableciendo métodos de gestión, poda, especies arbóreas a plantar y normas a contemplar en el diseño de las nuevas zonas que se urbanicen. Urraca ha destacado también que el Ayuntamiento, a través de su Aula Itinerante de Educación Ambiental, colabora en la formación del los escolares de Torrelavega. Más de 6.000 participan cada curso en las actividades formativas del Aula, que contempla en la actualidad 12 programas. En los últimos años se han incluido visitas a La Viesca, los huertos urbanos, el parque Manuel Barquín o la ribera del río.

El concejal de Medio Ambiente, Salud Pública e Infraestructura Verde, José Luis Urraca, que presidió el acto de presentación del sistema en las instalaciones del Serca, anunció que a partir de la próxima primavera Torrelavega verá surgir un nuevo tipo de jardín, el vertical, una apuesta que «servirá para embellecer zonas de la ciudad que no cuentan en la actualidad con zonas verdes». «Nos permitirá llegar a donde no podemos hacerlo con la jardinería horizontal tradicional, creando además lugares singulares y emblemáticos».

Urraca ha señalado que el nuevo sistema se ha probado con éxito dentro de las instalaciones de Serca, alcanzando precisamente en la actualidad un estado óptimo de desarrollo, y que ahora se procederá a su instalación en una ubicación aún por determinar. «Permite introducir un amplio número de especies de plantas y gracias a su sistema modular –indicó–, permite ser adaptado a diferentes espacios, bien un muro o la fachada de un edificio, creando una estructura vegetal, aunque también posibilita ser instalado en terrazas, columnas o la superficie de una azotea para crear una cubierta vegetal».

El edil socialista recordó que hay estudios de la NASA que han demostrado que la rizosfera que forman las plantas juega un papel depurador de sustancias contaminantes del aire y este prototipo de sistema Biofiver tiene un importante componente depurador por su diseño. Urraca también confía en que «esta iniciativa sirva de ejemplo en futuros diseños y construcciones tanto de fachadas como de azoteas en la ciudad».

El centro especial de empleo Serca, dependiente del Ayuntamiento de Torrelavega, lleva más tres décadas siendo un vehículo de integración para los trabajadores discapacitados del municipio y su comarca. El Serca pertenece al Patronato Municipal de Educación y sus actividades productivas han estado ligadas, desde el principio, a cultivos y servicios de diversa índole. En sus inicios la actividad fundamental se basó en hacerse cargo del servicio de jardinería del Ayuntamiento. La evolución del centro, que tiene una plantilla de un centenar de trabajadores, comenzó a finales de la década de los ochenta. Una vez consolidada su actividad productiva, el Serca inició contactos con empresas, particulares y otros ayuntamientos de la comarca, extendiendo así sus trabajos a otros sectores.