Éxito fermentado en Argumosa

La feria de la cerveza fue un éxito de participación./Luis Palomeque
La feria de la cerveza fue un éxito de participación. / Luis Palomeque

Cientos de personas celebraron el día de La Patrona tomándose una birra en la primera edición de la 'Feria de la Cerveza Artesana'

PAULA DÍAZ REVUELTATorrelavega

La calle Argumosa cobró ayer un protagonismo como nunca había hecho antes en los festejos de La Patrona gracias a la primera edición de la Feria de la Cerveza Artesana impulsada por la Asociación 1000 IBUS y los bares La Braña y El Groez en colaboración con la Concejalía de Festejos que dirige la edil Patricia Portilla.

Así, durante la jornada de ayer varias casas cerveceras autóctonas aprovecharon la ocasión para montar su pequeño puesto e informar a los asistentes tanto de los procesos artesanales de elaboración, como de las diferentes variedades y estilos de cada cerveza.

Algunas de las marcas que se dejaron ver en este evento fueron las cerveceras 'Dougalls' -de Liérganes, 'La Grúa' -de Pontejos- o 'RedNeck Brewery' -de Reocín-, todos ellas conocidas por quienes se consideren aficionados a la bebida fermentada. El montaje de esta Feria de la Cerveza comenzó a eso de las once de la mañana, momento en el que se instaló una pequeña carpa que ayudó a los asistentes a refugiarse del calor -aunque en un principio estuviera pensada para combatir el mal tiempo-, así como los pequeños cañeros y mesas donde un par de horas después se celebraría una auténtica fiesta de la cerveza con centenares de ciudadanos.

A este evento no le faltó de nada: música y una comida popular se encargaron de amenizar -aún más, si cabe- la jornada. Además, un factor determinante de la feria fueron los precios populares de la consumición, que sin duda, ayudaron a que la asistencia fuera mayor a medida que iban pasando las horas.

'Redneck Brewery', quizá el sello que más protagonismo cobró en el día de ayer, es una de las marcas más punteras dentro del panorama regional. Tanto es así, que su identidad ya se va conociendo a nivel nacional, pues «ya estamos distribuyendo fuera de Cantabria, como por ejemplo a Asturias o Sevilla» destacó Manuel 'Chute', uno de los cinco fundadores de esta marca. Además, este sello presentó una nueva cerveza llamada 'Tower Power', en honor a las fiestas de Torrelavega y que servirá de apoyo para el equipo femenino de rugby de la comarca, que hasta ahora carecía de patrocinador oficial.

Otros de los stands disponibles en la Calle Argumosa fueron los de las cerveceras 'La Grúa', de la que destaca su gama de cervezas ligeramente afrutadas, 'Dougalls', quien se consolidó en la feria como la marca más veterana de entre las instaladas debido a sus más de quince años de experiencia, o el de la cervecería '+ Ibus', un establecimiento afincado en Torrelavega y cuyo nombre tiene origen en el IBU (Unidad Internacional de amargor de la cerveza). Como añadido, este local -que también instaló un modesto puesto en la calle Argumosa- destacó frente al resto por vender al público 'packs' de cerveza así como crema de cerveza, un producto que muestra hasta qué punto llega la innovación en esto de la cebada.

El establecimiento original del '+ Ibus' permaneció abierto hasta las 23.00 horas, sabiéndose el lugar de destino de los cerveceros una vez la feria concluyera a eso de las 21.00 horas, tras los conciertos de varias bandas locales que cerraron el evento. La organización de esta feria no se corresponde con la de otras Ferias de la Cerveza que, por ejemplo, se celebraron años atrás en el recinto del Mercado Nacional de Ganados. La feria de la cerveza celebrada en el Ferial otros años corría a cargo de la asociación de hostelería de Torrelavega.

Feria de artesanos

Durante la jornada de La Patrona y en paralelo a la primera edición de la Feria de la Cerveza, la Feria de Artesanos también se asentó en Torrelavega en los soportales de la Plaza Mayor desde las 10.00 horas.

Así, la ciudadanía pudo disfrutar de puestos de elaboración artesanal en diferentes materiales como en madera o en hierro, resultando como productos finales desde utensilios de cocina hasta collares y pulseras.

Esta tradicional feria ofreció alrededor de una veintena de propuestas para todos los gustos que, a diferencia de la Feria de la Cerveza, se presentaron como una actividad consolidada en la programación de fiestas de nuestra ciudad cada año.

No obstante, el público de ambos eventos estuvo bien diferenciado. Mientras que los devotos de la cerveza se presentaban más jóvenes, la feria de artesanos destacó por congregar a un público más mayor, quienes han crecido con el 'hacer' tradicional durante generaciones. Como cada año los puestos de artesanos de la madera, del barro, del cristal o de la cerámica, compartieron espacio con libreros, joyeros y variados puestos que dan colorido y ambiente a la Plaza Mayor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos