Alertan de un aumento de fracaso escolar por los recortes en Educación

Tres expertos en la materia afirmaron ayer que es necesario un cambio de rumbo en las metodologías

G. M.SANTANDER.
Los expertos aseguran la necesidad de las nuevas tecnologías. ::
                             D. P/
Los expertos aseguran la necesidad de las nuevas tecnologías. :: D. P

«Cualquier recorte en Educación es malo». Así de tajante se mostró Mar Jiménez, jefa del Área de Formación del Profesorado del Instituto de Formación del Profesorado, Investigación e Innovación (Ifiie) dependiente del Ministerio de Educación. Asimismo, en un encuentro -junto a Juan Luis Sanguino, jefe de Servicio de Planificación de Formación del Profesorado del Ifiie, y la directora del curso, Andrea Giráldez- con los medios sobre el curso 'Aulas del siglo XXI: hacia una escuela de futuro', explicó que esos recortes irían en «detrimento» de la calidad de la enseñanza que se imparte en las aulas y el posible aumento de los índices de fracaso escolar.

Sanguino matizó que los recortes en Educación anunciados en algunas comunidades autónomas tendrán «consecuencias negativas» sobre todo si afectan a «actividades y proyectos» que se desarrollen en los centros educativos.

Por su parte, Giráldez explicó que la Educación española debe «hacer un cambio radical» en su metadología pues «las escuelas de hoy son del siglo XIX y ya no sirven». Por ello, comentó que es necesario cambiar la enseñanza de memorización a la que se ha acostumbrado a los estudiantes a lo largo de los años así como resaltó que sería necesario crear un proyecto escolar donde los alumnos se conviertan en «investigadores» para adquirir «las competencias y capacidades necesarias» para afrontar la vida.

Cambios

Sanguino destacó que los cambios que se deben realizar en la Educación deben ir encaminados al «éxito escolar», por ello, explicó que se tiene que tener en cuenta «la realidad de cada centro para que éstos tengan el impacto deseado».

Sobre las transformaciones futuras, Giráldez comentó que sería necesario «una mayor» implantación de la tecnología en las aulas, pues los jóvenes de hoy «son nativos digitales».