Cantabria en la mesa

Ocho años de sabor entre fogones

fotogalería

Estrellas Michelin. Los cinco chefs, en las instalaciones de El Diario. Roberto Terradillos, Toni González, Ignacio Solana, Óscar Calleja y Jesús Sánchez. / Andrés Fernández

  • Un repaso a la trayectoria del suplemento Cantabria en la Mesa, que a partir de mañana afronta una nueva etapa con cambios para dar más visibilidad a la cocina regional y al trabajo de los artesanos agroalimentarios

El último sábado del mes de marzo de 2009 nació Cantabria en la Mesa, el suplemento de gastronomía de El Diario Montañés. Una trayectoria de ocho años avalan a estas páginas semanales de carácter monográfico. Hasta el pasado sábado, un total de 425 números han visto la luz y han estado marcados por una evolución constante siempre al hilo de la actualidad. Cerca de diez mil páginas de información sobre restaurantes, profesionales del sector, productores agroalimentarios, concursos, premios, congresos..., que han dado visibilidad al trabajo, al talento, a la creatividad..., y que han permitido al lector acceder de una forma sencilla y rápida a la mejor oferta culinaria.

Mañana sábado, Cantabria en la Mesa inicia una nueva etapa, se reinventa, con nuevos retos, con un diseño más moderno y con contenidos más atractivos. Todo ello es fruto de la reflexión y del propósito de dar respuesta a las inquietudes de los lectores, cada día más interesados por este tipo de temas.

Pero, antes de mirar al futuro, en el acto de ayer se giró la vista atrás para recordar el origen del suplemento y su evolución en estos años.

Cantabria en la Mesa nació en plena crisis económica, con 16 páginas y como un proyecto pionero en su ámbito. Lejos de acusar la situación socioeconómica, siempre ha crecido. Nunca antes un periódico regional había realizado un desarrollo similar de un suplemento semanal de carácter específico sobre la gastronomía. El primer número se dedicó a la costera del verdel, una auténtica declaración de intenciones: vínculos estrechos con el producto y con sus elaboraciones.

A lo largo de estos años, el suplemento ha madurado, ha incrementado sus contenidos, ha sumado adeptos para convertirse en una referencia nacional en su campo, hasta el punto de haber sido fuente de inspiración para otros suplementos semejantes que han nacido en estos últimos ejercicios fundamentalmente en el marco de las cabeceras regionales del Grupo Vocento.

Durante todo este tiempo Cantabria en la Mesa ha mantenido una estructura dinámica, con una progresiva incorporación de secciones que han irrumpido para sustituir a otras que habían cumplido su objetivo.

Así, ayer se recordó la serie de entrevistas ‘Hoy comemos con...’ –con más de 150 personajes destacados de la región que confesaron sus gustos y habilidades entre fogones–; ‘Cocineros de Cantabria’ –más de 430 profesionales repasaron sus trayectorias y expresaron sus preferencias–; y ‘Camareros de Cantabria’ –más de un centenar de maitres y jefes de sala que contaron sus experiencias con los clientes–. Paralelamente han aflorado otras como ‘Cultura Gastronómica’ o ‘Dónde comer en...’, basadas ambas en proporcionar información básica al lector, así como pistas para elegir sitios en los que comer con una buena relación precio-calidad.

Reportajes y restaurantes

Dos ejes fundamentales en la estructura de Cantabria en la Mesa han sido, son y seguirán siendo los reportajes propios y las crónicas de restaurantes, jornadas e iniciativas de carácter gastronómico. Son secciones que dan personalidad y profundizan en el ADN del suplemento. Contenidos propios para lectores fieles, ansiosos de conocer...

En ocho años, además de un equipo de redactores del propio periódico, han contribuido en la elaboración del suplemento con sus valiosas aportaciones un nutrido grupo de colaboradores, que han compartida sus puntos de vista y experiencias, siempre enriquecedoras. De este modo, el suplemento es plural, polifónico, capaz de recoger cualquier tipo de tendencias y opiniones, siempre en pro de sumar contenidos y de acercar al lector diferentes registros.

Otra de las claves del suplemento ha sido la aceptación que ha tenido entre los lectores del periódico, tanto en su edición en papel como en la edición electrónica. Con más de doscientos mil lectores cada sábado, Cantabria en la Mesa se ha convertido en un soporte ideal para amplificar cualquier tipo de actividad.

Proyecto global

También se puso de relieve ayer el papel del suplemento como proyecto global con vocación de ser un agente dinamizador de la actividad en el sector. Así, desde El Diario Montañés y desde Cantabria en la Mesa han surgido proyectos específicos que han tenido una gran acogida como Chef y Maitre Cantabria, concurso destinado a estudiantes de las escuelas de hostelería de Cantabria; el ciclo La Agroalimentación del siglo XXI: producto, nutrición y gastronomía, charlas mensuales de carácter divulgativo;la Guía de Restaurantes de Cantabria, cuya edición 2017 se regaló con el periódico el día de Nochebuena, con 606 restaurantes en 180 páginas;la Feria del producto, que cada año se celebra en el Palacio de Exposiciones de Santander; los premios Alimentos de Cantabria, que ahora mismo tienen en marcha la segunda edición y cuya gala se celebrará el 15 de junio; los dossieres monográficos sobre productos como la carne, los quesos o los arroces; Verano en la Mesa; Navidad en la Mesa...

Los premios Alimentos de Cantabria, se han instituido estos galardones para las mejores iniciativas en el sector con la consejería de Medio Rural.

Los premios Alimentos de Cantabria, se han instituido estos galardones para las mejores iniciativas en el sector con la consejería de Medio Rural. / Luis Palomeque

Cantabria vive su mejor momento gastronómico y agroalimentario, los premios y los reconocimientos se suceden y el cliente lo valora. En este contexto, el suplemento de El Diario Montañés quiere estar a la altura de los nuevos retos, por lo cual, tras un periodo de reflexión, mañana sábado se presenta un nuevo Cantabria en la Mesa, con un desarrollo gráfico más moderno, con una reordenación de los contenidos, con nuevas secciones de actualidad, agenda, agroalimentación, con nuevas firmas, con un inminente flamante desarrollo en internet y con más presencia en la redes... El futuro se cocina a fuego lento y el sábado estará en su plato, con El Diario Montañés.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate